Publicado 15/05/2021 09:35CET

Irán.- El jefe de la Judicatura iraní, Ebrahim Raisi, se presenta a las presidenciales como uno de los favoritos

Archivo - 09 February 2021, Iraq, Baghdad: Ebrahim Raisi, Chief Justice of Iran, attends a meeting with Faiq Zidan (not pictured), President of the Iraqi Supreme Judicial Council at the council's headquarters in Baghdad. Raisi and his counterpart signed m
Archivo - 09 February 2021, Iraq, Baghdad: Ebrahim Raisi, Chief Justice of Iran, attends a meeting with Faiq Zidan (not pictured), President of the Iraqi Supreme Judicial Council at the council's headquarters in Baghdad. Raisi and his counterpart signed m - Ameer Al Mohammedaw/dpa - Archivo

MADRID, 15 May. (EUROPA PRESS) -

El jefe de la Judicatura de Irán, Ebrahim Raisi, ha registrado este sábado su candidatura a las elecciones presidenciales de la república islámica del próximo 18 de junio, donde comparecerá como uno de los destacados favoritos al triunfo final.

El conservador Raisi quedó segundo en las elecciones de 2017 que acabaron con la victoria del entonces candidato reformista, Hasán Rohani, quien abandonará en junio el poder tras cumplir los dos mandatos permitidos.

Reisi, acompañado de decenas de periodistas, ha presentado su candidatura en la sede del Ministerio del Interior en Teherán sin hacer declaraciones, informa la agencia oficial de noticias IRNA.

El poder que acumula el también clérigo es extraordinario, como custodio de la mezquita más grande de Irán, situada en Mashhad, y presidente de la 'bonyad' (fundación) Astan Quds Razavi, la más grande del mundo islámico.

La figura de Raisi es controvertida en el país debido a que en 1988 fue uno de los cuatro jueces que estuvieron detrás de la ejecución en masa de izquierdistas y otros opositores del Gobierno.

En 2019 fue designado por el propio líder supremo, Alí Jamenei, como nuevo jefe del aparato judicial iraní, en lo que los expertos consideraron como un importante ascenso en la cadena de sucesión del poder en el país.

La candidatura de Raisi queda pendiente de aprobación por el poderoso Consejo de los Guardianes de Irán, aunque no se esperan obstáculos en este sentido.

Queda por ver si finalmente se ve las caras en las elecciones con otro de los grandes nombres de la política conservadora en el país, el expresidente Mahmud Ahmadineyad, que presentó su candidatura esta semana.