Publicado 08/01/2021 14:54CET

Irán.- Los países afectados por el derribo en Irán del avión ucraniano piden a Teherán una "explicación completa"

Lugar del siniestro de un avión ucraniano derribado por error por Irán tras su despegue desde la capital, Teherán
Lugar del siniestro de un avión ucraniano derribado por error por Irán tras su despegue desde la capital, Teherán - Foad Ashtari/dpa - Archivo

MADRID, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los gobiernos de los países entre cuyos ciudadanos hubo víctimas mortales por el derribo de un avión hace exactamente un año por parte de la Guardia Revolucionaria de Irán han reclamado este viernes a Irán una "explicación completa" de lo sucedido en el suceso, que se saldó con la muerte de 176 personas.

"Hace un año, a primera hora del 8 de enero de 2020, el vuelo 752 de Ukraine International Airlines fue derribado por dos misiles militares tierra-aire iraníes cerca de Teherán", han dicho Afganistán, Canadá, Reino Unido, Suecia y Ucrania en un comunicado conjunto.

"Hoy honramos la memoria de los que perecieron y ofrecemos nuestras sinceras condolencias a los que están de luto por las víctimas de la tragedia", han manifestado, antes de reclamar a Irán que dé "urgentemente" una explicación "completa y exhaustiva" de los "acontecimientos y decisiones" que llevaron al derribo.

En este sentido, se han comprometido a "hacer rendir cuentas a Irán para que se haga justicia y se garantice que Irán repara totalmente a los familiares de las víctimas y a los países afectados".

El Gobierno de Irán aprobó el 30 de diciembre entregar 150.000 dólares (cerca de 122.000 euros) a las familias de cada una de las víctimas del derribo de un avión ucraniano llevado a cabo por su Guardia Revolucionaria.

El 8 de enero de 2020, un avión Boeing 737 de Ukraine International Airlines fue derribado con misiles lanzados por error por la Guardia Revolucionaria iraní poco después de despegar del aeropuerto internacional de Teherán, en medio de un clima de tensión por la muerte del jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria, Qasem Soleimani, en un bombardeo estadounidense días antes en la capital de Irak, Bagdad.

Las autoridades de la República Islámica informaron en un primer momento de que se trataba de un accidente aéreo pero días después se vieron obligadas a rectificar y reconocieron que la aeronave fue derribada por la Guardia Revolucionaria.

En su informe final sobre el derribo, la Agencia de Aviación Civil de Irán atribuyó lo sucedido a un "error humano" y señaló que un fallo de funcionamiento del sistema radar provocó problemas de comunicación con la unidad militar que lanzó los misiles.