Publicado 02/11/2020 20:23CET

Irán.- El Parlamento de Irán aprueba una resolución reclamando incrementar al 20% el enriquecimiento de uranio

Central nuclear de Natanz, en Irán
Central nuclear de Natanz, en Irán - GETTY IMAGES / MAJID SAEEDI - Archivo

MADRID, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Parlamento de Irán ha aprobado este lunes una resolución reclamando un aumento del enriquecimiento de uranio hasta el 20 por ciento, un incremento del 15 por ciento que justifica como necesario para hacer frente a las sanciones impuestas por Estados Unidos contra el país.

La propuesta, que se ha saldado con 196 votos a favor, seis en contra y cuatro abstenciones, reclama a la Organización de la Energía Atómica de Irán (OIEA) producir al menos 120 kilogramos de uranio enriquecido al 20 por ciento al año para su almacenamiento dentro del país.

Así, señala que la OIEA debe iniciar el procedimiento de instalación, enriquecimiento y almacenamiento en un periodo máximo de tres meses, al tiempo que solicita al Gobierno que impida el acceso de inspectores más allá de los protocolos del acuerdo nuclear de 2015 durante un periodo de dos meses.

La propuesta contempla además que, en un plazo de tres meses, el Gobierno tendría que suspender la aplicación voluntaria del protocolo adicional de Tratado de No Proliferación si las relaciones bancarias y las ventas de petróleo a países europeos no vuelvan a la normalidad, según ha informado la cadena de televisión iraní Press TV.

Las autoridades iraníes están enriqueciendo uranio por debajo del cinco por ciento, a pesar de que el acuerdo de 2015 limita la producción a un enriquecimiento del 3,67 por ciento. Para la creación de bombas nucleares es necesario un enriquecimiento del 90 por ciento.

La decisión del Parlamento no implica una modificación en la política nuclear iraní, ya que es el Consejo de Seguridad Nacional el que determina estas políticas. Por ello, parece una decisión simbólica ante las sanciones de Estados Unidos después de que Washington abandonara unilateralmente el acuerdo en 2018 y en la víspera de las presidenciales en el país norteamericano.

Las tensiones entre Washington y Teherán han aumentado desde que Estados Unidos se retirara del acuerdo nuclear y repuntaron en enero después de que el Ejército estadounidense matara en un bombardeo en Irak al jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria, Qasem Soleimani.

Asimismo, la Administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció en septiembre la imposición de sanciones de forma unilateral acogiéndose al conocido como mecanismo 'snapback', incluido en el acuerdo nuclear de 2015 que Washington abandonó en 2018.

Dicha acción tuvo lugar a pesar de que el Consejo de Seguridad de la ONU había rechazado previamente extender el embargo impuesto contra Teherán y ha provocado nuevas críticas por parte de las autoridades iraníes contra Washington.

Contador