Publicado 16/12/2020 18:12CET

Irán.- Las partes integradas en el acuerdo nuclear de 2015 con Irán se reúnen para abordar las últimas tensiones

El ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif (i), y el presidente de Irán, Hasán Rohani (d)
El ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif (i), y el presidente de Irán, Hasán Rohani (d) - -/Iranian Presidency/dpa - Archivo

MADRID, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los países que permanecen integrados en el acuerdo nuclear firmado en 2015 han celebrado este miércoles una reunión para abordar la situación, después de que el Parlamento iraní haya empezado a sopesar una propuesta que implicaría la ruptura de nuevas cláusulas del pacto, dañado desde la retirada unilateral del mismo por parte de Estados Unidos en 2018.

La reunión de la comisión conjunta sobre el acuerdo, encargada de supervisar la aplicación del mismo, ha tenido lugar por vía telemática a causa de la pandemia de coronavirus y ha estado encabezada por Helga-Maria Schmid, secretaria general del Servicio de Acción Exterior de la Unión Europea.

El encuentro ha contado con la participación de representantes de China, Francia, Alemania, Rusia, Reino Unido e Irán, según un comunicado publicado por la oficina que encabeza el Alto Representante de la UE para Política Exterior y Seguridad Común, Josep Borrell.

"Los participantes han discutido los trabajos en marcha para preservar el acuerdo nuclear y cómo garantizar la aplicación total y efectiva del mismo por parte de todas las partes, a la vista de los desafíos existentes", ha señalado en su comunicado.

Asimismo, ha confirmado que "los participantes han acordado también celebrar una reunión ministerial informal el 21 de diciembre a través de un formato virtual", sin dar más detalles acerca del contenido de la reunión celebrada este miércoles.

Irán ha anunciado la retirada de sus compromisos sobre varios de los puntos del acuerdo nuclear en respuesta a la decisión de Estados Unidos de retirarse del mismo y reimponer sus sanciones unilaterales, lo que ha provocado el temor en el resto de firmantes de un posible colapso del pacto.

Las tensiones han aumentado a raíz del asesinato a finales de noviembre del científico Mohsen Fajrizadé, considerado el jefe del programa nuclear iraní, un suceso que Teherán ha achacado a Israel, que no se ha pronunciado sobre estas acusaciones.

El presidente de Irán, Hasán Rohani, afirmó el lunes que Israel buscaba "crear inestabilidad y guerra" antes del fin del mandato de Donald Trump como presidente de Estados Unidos e incidió en que Teherán se reserva el derecho a responder "en el momento y el lugar adecuado".

Por otra parte, dijo que "no debe permitirse que asuntos colaterales innecesarios como las peleas internas provoquen que se pierda de vista el premio principal", en referencia a una ley impulsada en el Parlamento por los miembros de línea dura para acelerar el proceso de enriquecimiento de uranio y bloquear o expulsar a los inspectores internacionales, lo que contradice el acuerdo de 2015.

"La nueva ley en el Parlamento no es inteligente", criticó, al tiempo que advirtió de que podría dañar las relaciones con la Agencia Internacional para la Energía Atómica (AIEA) y dificultar unas posibles conversaciones con Estados Unidos tras la llegada de Joe Biden a la Presidencia de Estados Unidos el 20 de enero.

Las autoridades iraníes han expresado el deseo de que Biden --vicepresidente de Barack Obama en el momento de la firma del acuerdo-- pueda impulsar la vuelta de Washington al pacto y la retirada de las sanciones, consideradas por Teherán como condición indispensable para un cumplimiento total de las cláusulas por parte de Irán.