Publicado 14/04/2021 14:40CET

Irán.- Las potencias europeas avisan a Irán de que no puede justificar un uso civil para el uranio enriquecido

HANDOUT - 14 April 2021, Iran, Tehran: Iranian President Hassan Rouhani (C) speaks during a weekly cabinet meeting. Photo: -/Iranian Presidency/dpa - ATTENTION: editorial use only and only if the credit mentioned above is referenced in full
HANDOUT - 14 April 2021, Iran, Tehran: Iranian President Hassan Rouhani (C) speaks during a weekly cabinet meeting. Photo: -/Iranian Presidency/dpa - ATTENTION: editorial use only and only if the credit mentioned above is referenced in full - -/Iranian Presidency/dpa

MADRID, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los gobiernos de Francia, Alemania y Reino Unido han expresado su "grave preocupación" por el anuncio de Irán de que comenzará a enriquecer uranio al 60 por ciento y han advertido de que "no hay ninguna necesidad creíble" para alcanzar este nivel de pureza con fines estrictamente industriales.

"Es un acontecimiento importante dado que la producción de uranio altamente enriquecido constituye un paso importante en la fabricación de un arma nuclear", han señalado en un comunicado conjunto los ministerios de Exteriores de las tres potencias europeas que participaron en las negociaciones del acuerdo nuclear de 2015.

Las autoridades iraníes notificaron el martes a la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) un nuevo incumplimiento de dicho acuerdo, que llega aparejado de la instalación de mil centrifugadoras más en la planta de Natanz. "Incrementará significativamente la capacidad de enriquecimiento de Irán", han advertido París, Berlín y Londres.

Los tres gobiernos han pedido a todas las partes a evitar cualquier medida que pueda elevar la tensión y, expresamente, han apelado a Teherán para que no dé pasos que "compliquen aún más el proceso diplomático" que se desarrolla estos días en Viena, donde se han citado los distintos actores para verificar las posibilidades de supervivencia del acuerdo.

El Gobierno iraní no renuncia a conservar este pacto, aunque fija como condiciones que Estados Unidos --que se desvinculó de él en 2018-- levante las sanciones. El presidente, Hasán Rohani, ha justificado el último anuncio industrial describiéndolo como una respuesta al "terrorismo nuclear", en alusión al ataque sufrido por la central de Natanz y del que responsabiliza a Israel.

Contador