Publicado 08/06/2021 17:41CET

Irán.- El presidente del Parlamento de Irán lleva a los tribunales a un caricaturista por un retrato suyo

Archivo - 31 May 2020, Iran, Tehran: Speaker of the Iranian Parliament (Islamic Consultative Assembly) Mohammad Bagher Ghalibaf (C) chairs a session. Ghalibaf, a former commander of the Revolutionary Guards' air force, was elected speaker earlier this wee
Archivo - 31 May 2020, Iran, Tehran: Speaker of the Iranian Parliament (Islamic Consultative Assembly) Mohammad Bagher Ghalibaf (C) chairs a session. Ghalibaf, a former commander of the Revolutionary Guards' air force, was elected speaker earlier this wee - -/Iranian Parliament via ZUMA Wi / DPA - Archivo

TEHERÁN, 8 Jun. (DPA/EP) -

El presidente del Parlamento iraní, Mohamad Bagher Qalibaf, ha llevado a un caricaturista y a dos redactores de un medio de comunicación ante los tribunales después de molestarse por un dibujo suyo publicado en un periódico local.

El retrato muestra al político barbudo y con gafas limpiándose el sudor de su frente con un paño. Fue dibujado por el conocido caricaturista de prensa Hadi Heidari para el periódico 'Sazandegi'.

Heidari ha explicado este martes a través de su cuenta de Twitter que tenía que comparecer ante un tribunal especial de prensa junto con los dos redactores jefe del periódico. No obstante, ha asegurado que ha sido liberado "por el momento hasta que se tome una decisión final en el asunto".

La caricatura era muy poco halagüeña, pero lo que aparentemente ha provocado el enfado de Qalibaf ha sido que estaba junto a un reportaje crítico titulado 'La nueva molestia de Qalibaf', que se centraba en las acusaciones de intromisión en el proceso de planificación presupuestaria, algo por lo que el artista también ha tenido que comparecer ante el tribunal.

El retrato del político sudoroso podría sugerir a los lectores que las afirmaciones del informe tienen fundamento, según el argumento del presidente del órgano legislativo.

La Asociación de Periodistas de Irán ha criticado la acción y ha exigido a Qalibaf que retire las acusaciones sin fundamento contra los trabajadores de los medios de comunicación.

El Parlamento iraní está dominado por los partidarios de la línea dura, que tienen poca tolerancia a las críticas de los medios de comunicación, mientras que el periódico 'Sazandegi' es el órgano de prensa del partido reformista del mismo nombre y es especialmente crítico con la política de los conservadores.

Contador