Publicado 15/07/2020 17:23CET

Irán.- Rohani pide que no se prorrogue el embargo de armas y advierte de que sería un golpe al multilateralismo

Irán.- Rohani pide que no se prorrogue el embargo de armas y advierte de que ser
Irán.- Rohani pide que no se prorrogue el embargo de armas y advierte de que ser - Ebrahim Seydi/Iranian Presidency / DPA - Archivo

Irán pide a los países europeos que no se unan a la campaña de 'máxima presión' de EEUU

MADRID, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Irán, Hasán Rohani, ha pedido este miércoles al resto de países firmantes del acuerdo nuclear que no respalden una prórroga del embargo de armas aplicado por Naciones Unidas al país, que expira en octubre, y ha indicado que esto supondría un golpe al multilateralismo.

En unas declaraciones coincidiendo con el quinto aniversario de la firma del acuerdo, el mandatario ha defendido que el resto de países firmantes "deben darse cuenta de que no sólo se trata de los intereses de Irán o las relaciones de Irán con ellos o con los países regionales".

"Lo que importa hoy es salvar el Derecho Internacional, el multilateralismo y el valor de los acuerdos internacionales", ha defendido, antes de reclamar que no respalden los esfuerzos de Estados Unidos por sacar adelante una prórroga del embargo de armas.

Así, ha reiterado que una prórroga del embargo "iría en detrimento de todas las partes" y ha agregado que no se puede culpar a Irán de la situación, desencadenada por la retirada unilateral de Estados Unidos del acuerdo en 2018, según ha informado la agencia iraní de noticias Tasnim.

"Las violaciones (del acuerdo) cometidas por otros no significan que haya que culpar a Irán", ha argüido, al tiempo que ha manifestado que Estados Unidos no conseguirá su objetivo de aislar diplomáticamente a Teherán a través de sus sanciones.

Por su parte, el Ministerio de Exteriores iraní ha publicado un comunicado con motivo del quinto aniversario del acuerdo, que ha descrito como "un importante logro de la diplomacia internacional".

"A menos que la comunidad internacional garantice una aplicación equilibrada por parte de todos los participantes y de buena fe, podría ser otra víctima de la postura unilateral e ilegal de Estados Unidos", ha advertido, antes de incidir en que "Estados Unidos y sus aliados deben asumir la responsabilidad de las consecuencias de estas políticas".

En este sentido, ha puntualizado que "el resto de participantes en el acuerdo son conscientes y el consenso es que la causa de la situación actual son las continuas violaciones de la resolución 2231 (del Consejo de Seguridad de la ONU, que respaldó el acuerdo) y el pacto nuclear y finalmente la retirada unilateral del acuerdo por parte de Estados Unidos".

El Ministerio ha criticado además "la falta de voluntad del resto de países parte para restaurar el equilibrio perdido" tras la retirada de Estados Unidos y ha argumentado que ello "ha complicado la situación actual en torno al acuerdo e impedido que Irán se ciñera a sus compromisos".

De esta forma, ha pedido a Alemania, Francia y Reino Unido que "se ciñan a sus compromisos y preserven la aplicación total (del acuerdo) en el Consejo de Seguridad de la ONU, en lugar de avanzar en la dirección de la campaña de 'máxima presión' de Estados Unidos".

El Ministerio ha aplaudido además las "acciones constructivas" de Rusia y China para intentar mantener en pie el acuerdo y ha advertido de que Irán "adoptará acciones decisivas contra cualquier exageración y comportamiento irresponsable".

Así, ha incidido en que la situación ha provocado que Irán "no haya disfrutado de los beneficios económicos de la retirada de sanciones" y ha cargado contra las acciones de "opositores al acuerdo" que han presentado "acusaciones infundadas" para intentar "destruir los logros" obtenidos a raíz del acuerdo de 2015.

Por otra parte, ha defendido que el Gobierno iraní "ha mantenido hasta ahora una cooperación constructiva y extensa" con la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) y ha criticado lo que ha descrito como "intentos para utilizar de mala manera" al organismo para "presionar" a Teherán.

"No hay alternativa a este acuerdo. Si hay voluntad política por parte de la comunidad internacional, y especialmente por parte del resto de participantes del acuerdo, para preservarlo, es esencial contemplar una aplicación equilibrada y de buena fe del mismo", ha zanjado.

EL EMBARGO DE ARMAS

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, pidió el 30 de junio ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que se "haga rendir cuentas" a Irán y se apruebe una prórroga del embargo de armas aplicado al país, antes de sostener que el país "está violando el embargo de armas incluso antes de su fecha de expiración".

"Desde Israel hasta el Golfo (Pérsico), los países de Oriente Próximo, los más expuestos a la depredación de Irán, están hablando con una sola voz: Extiendan el embargo de armas. Este Consejo tiene la responsabilidad de escucharles", arguyó.

En respuesta, el ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, reclamó al citado organismo que no ceda ante las presiones de Estados Unidos y manifestó que una votación a favor de este punto supondría caer "en la ley de la selva".

"Tras cesar de forma oficial y explícita su participación en el acuerdo nuclear (de 2015) y tras haber violado todas sus obligaciones bajo el mismo y la resolución 2231, Estados Unidos no puede arrogarse ningún derecho bajo la misma", resaltó.

Zarif argumentó que "el calendario para la retirada de las restricciones sobre las armas incluida en la resolución 2231 es una parte inseparable del compromiso duramente obtenido para que los participantes en el acuerdo nuclear acordaran el paquete total del mismo y de la resolución 2231".

Las tensiones entre Washington y Teherán han aumentado desde que Estados Unidos se retirara en 2018 del acuerdo nuclear de 2015 y repuntaron en enero después de que el Ejército estadounidense matara en un bombardeo en Irak al jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria, Qasem Soleimani.