Irán.- Rusia dice que la decisión de Irán de abandonar otro de sus compromisos nucleares "no augura nada bueno"

Publicado 05/11/2019 18:06:04CET

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Rusia ha afirmado este martes que el anuncio de Irán sobre un nuevo abandono de sus compromisos con el acuerdo nuclear de 2015 "no augura nada bueno", al tiempo que ha abogado por mantener el pacto en pie.

"La destrucción del Plan de Acción Integral Conjunto sobre el programa nuclear iraní no augura nada bueno", ha sostenido el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov. "Rusia aboga por preservar el acuerdo", ha zanjado.

El presidente de Irán, Hasán Rohani, ha anunciado durante la jornada que la República Islámica dará un paso más en el abandono de los compromisos del acuerdo con la inyección de gas en las centrifugadoras de la central nuclear de Fordow.

Por su parte, el viceministro de Exteriores ruso Sergei Riabkov ha apuntado que la decisión de Teherán es "una consecuencia lógica del estancamiento en la solución de los problemas asociados con la estabilidad del acuerdo y el efecto económico por la aplicación del acuerdo con el que contaba Irán".

Asimismo, ha confirmado que Moscú mantendrá sus planes de remodelar la planta nuclear iraní de Fordow, tal y como contempla el citado acuerdo, según la agencia rusa de noticias Sputnik.

"No es menos importante para nosotros que el proyecto ruso-iraní para remodelar las instalaciones en Fordow, que se lleva a cabo en el marco del acuerdo nuclear, siga vigente, y tenemos la intención de seguir implementando este proyecto", ha manifestado Riabkov.

En 2018, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, decidió retirar a Estados Unidos del acuerdo nuclear firmado con Irán en julio de 2015 por el grupo 5+1 (Rusia, China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Alemania).

En respuesta, el Gobierno de Irán ha empezado a incumplir algunos de sus acuerdos y ha criticado que los países europeos firmantes del acuerdo no hayan reaccionado para compensar los daños causados por la salida de Estados Unidos del pacto.

Teherán ha insistido en todo momento que estos incumplimientos están contemplados por el acuerdo de 2015 en caso de que algunas de las partes dejara de mantener sus compromisos y ha resaltado que son "reversibles" en caso de que haya una respuesta a sus demandas.

El pacto nuclear de 2015 establece la retirada de las sanciones contra la República Islámica a cambio de una reducción del programa atómico de Teherán.

Desde la salida unilateral de Estados Unidos, Irán ha emplazado al resto de países firmantes a centrar sus esfuerzos en permitir el comercio con empresas iraníes, especialmente las exportaciones de crudo, sin que les afecten las sanciones estadounidenses.