Publicado 20/05/2024 15:15

Irán.- Salman Rushdie, tras la muerte de Raisi: "Lo único que sé de Irán es que intentaron matarme"

El escritor Salman Rushdie interviene durante el acto de 'Los Desayunos del Ateneo', a 20 de mayo de 2024, en Madrid (España). Durante el acto, el escritor Salman Rushdie ha presentado su libro 'Cuchillo: Meditaciones tras un intento de asesinato'.
El escritor Salman Rushdie interviene durante el acto de 'Los Desayunos del Ateneo', a 20 de mayo de 2024, en Madrid (España). Durante el acto, el escritor Salman Rushdie ha presentado su libro 'Cuchillo: Meditaciones tras un intento de asesinato'. - A. Pérez Meca - Europa Press

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

El escritor Salman Ruhsdie, de visita en España para presentar su nueva novela 'Cuchillo' (Random House), ha asegurado tras la muerte del presidente iraní, Ebrahim Raisi, que no sabe "nada" de este país asiático salvo que intentaron matarlo, en alusión a la fatua emitida contra él por el ayatolá Jomeini en 1989.

Hace casi dos años, Rushdie fue atacado por Hadi Matar, un hombre de 24 años armado con un cuchillo, durante una conferencia en el estado de Nueva York. Tras el asalto, el escritor acabó con daños en el hígado y las manos, además de perder su ojo derecho en un proceso de recuperación que narra también en el libro.

Pese a que ha explicado en un encuentro con la prensa que ese ataque respondía al perfil de un 'lobo solitario' -las autoridades estadounidenses no contemplan otra vía-, siempre ha estado detrás la 'fatua' que pesaba sobre el autor de 'Los versos satánicos', lanzada desde el país iraní.

Rushdie se ha pronunciado sobre la muerte de Raisi brevemente, asegurando que ha sido un hombre de "la línea dura" en sus políticas y "no parece que el que le sustituya vaya a ser un liberal". Además, ha añadido que se trata de "un tiempo peligroso" para los artistas en todo el mundo y "no solo por el fanatismo religioso".

"En China o en Rusia, por ejemplo, tampoco es un buen momento para los escritores. El peligro está en todas partes y a veces se debe a motivos políticos y otras a motivos religiosos", ha lamentado el escritor británico, quien no obstante sí se ha mostrado "sorprendido" por la "ola de fanatismo" en torno a la religión a día de hoy.

EL PELIGRO DE TWITTER Y YOUTUBE

Para Rushdie, la actual situación era "algo que no se podía ver" cuando a finales de los años 70, con revoluciones feministas y movimientos civiles emergentes, todo apuntaba a que "el mundo iba a mejor". "Es sorprendente, porque entonces la religión no era un tema del que se hablara: parecía imposible que volviera a primera línea y de nuevo nos equivocamos", ha criticado.

En este sentido, Ruhsdie -que en cada una de sus apariciones públicas ha contado con fuertes medidas de seguridad- ha reflexionado sobre el papel de las redes sociales en la sociedad, capaces de "crear un pensamiento grupal" incluso en personas aparentemente aisladas, como su agresor.

"Twitter y YouTube generan masas, Tik Tok parece más inocente de momento y Facebook es para gente mayor y no tiene ese poder. Pero ahora las cosas se mueven a una velocidad meteórica", ha resaltado, recordando cómo su atacante estuvo cuatro años antes de la agresión "absorbido en un sótano" con las redes sociales.

UN "TIPO DURO"

"Tenía una vida aislada, ¿qué estaba haciendo en ese sótano? Seguro que jugaba al 'Call of duty', donde puedes matar a 1.000 personas de golpe", se ha permitido bromear Rushdie, quien ha afirmado además que uno de los motivos de escribir 'Cuchillo' fue el de entender cómo una persona sin antecedentes penales puede "pasar de cero a cien" a querer matar a una persona de la que no conoce nada.

El escritor británico también ha desvelado cómo antes de la publicación de 'Cuchillo', el abogado de su agresor pidió el texto para leerlo, algo a lo que Rushdie se negó. "Le mandamos a paseo. Paga los 25 dólares cuando se publique y así me ayudas a pagar el alquiler", ha ironizado.

El autor se ha definido como "un milagro médico" tras su pronta recuperación después de las graves heridas, y, pese al "trauma intenso" de los primeros días, reconoce no haber pasado por un duro síndrome postraumático. "Alguien que vive este tipo de sucesos suele reproducir en su mente lo que ocurrió y le vuelven 'flasehs': yo no tengo nada de eso. Mi psicólogo me ha dicho que no tengo nada de eso porque soy un tipo duro", ha concluido.

Contador