Publicado 18/06/2024 13:22

Irán.- Los seis candidatos a la Presidencia de Irán participan en su primer debate televisado antes de las elecciones

Un cartel con las imágenes de los seis candidatos a las elecciones presidenciales en Irán en una calle de la capital, Teherán (archivo)
Un cartel con las imágenes de los seis candidatos a las elecciones presidenciales en Irán en una calle de la capital, Teherán (archivo) - Europa Press/Contacto/Rouzbeh Fouladi

Los aspirantes abordan su programa económico en el primero de cinco debates antes de una votación anticipada por la muerte de Raisi

MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los seis candidatos a la Presidencia de Irán en las elecciones que tendrán lugar el 28 de junio han celebrado un primer debate televisado en el que han abordado sus programas económicos, en el marco de una breve campaña electoral tras la convocatoria de comicios anticipados a causa de la muerte del presidente, Ebrahim Raisi, y otras siete personas en un accidente de helicóptero en mayo.

Los candidatos, que han contado con tiempo limitado para presentar sus programas económicos, han participado así en el primero de cinco debates televisados que se sucederán en los diez días que quedan para la celebración de los comicios, después de que el Consejo de Guardianes realizara una criba de las 80 candidaturas presentadas a la Presidencia y eliminara a figuras importantes como Mahmud Ahmadineyad y Alí Lariyani.

El primer debate ha estado totalmente centrado en las políticas económicas de los candidatos, principalmente en torno a las acciones destinadas a combatir la inflación, hacer frente al impacto de las sanciones impuestas por Estados Unidos, la mejora de la producción y el aumento de la participación pública en la economía iraní.

Así, el debate, que ha durado cuatro horas, ha estado dividido en cuatro segmentos y ha finalizado con la presentación de la agenda económica por parte de cada uno de los candidatos: Said Jalili, Alireza Zakani, Amirhosein Qazizadé Hashemi, Mostafá Purmohamadi, Mohamad Baqer Qalibaf y Masud Pezeshkian, el único con un perfil reformista.

Qalibaf, un antiguo alcalde de Teherán con importantes lazos con la Guardia Revolucionaria, ha sostenido que "la población tiene la oportunidad de hacer que el mundo sienta envidia de los progresos (en Irán) a través de su elección" y ha añadido que "la participación del Gobierno en la economía debe ser minimizada".

El político, que figura como uno de los principales favoritos, ha defendido que "el pueblo es el pilar de la transformación económica" y ha recalcado que "es necesario crear un escudo protector" a nivel económico para "evitar daños hasta que se controle la inflación", según ha recogido la cadena de televisión Press TV.

"Respecto a la inflación, lo primero a lo que hay que prestar atención son los Presupuestos y su reforma estructural", ha señalado, al tiempo que ha incidido en que "el Banco Central de Irán debe permanecer firme y hacer frente a las fuerzas que crean dinero y presionan a la población". "La mayoría de los problemas (económicos) en el país derivan de la imprudencia a la hora de hacer políticas", ha lamentado.

Por su parte, Jalili, otro de los candidatos con más opciones, ha defendido durante su intervención que el próximo mandatario "no sólo debe resolver los problemas rutinarios, sino también impulsar al país hacia adelante" y "entender las causas subyacentes de los problemas", motivo por el que ha apostado por "una disciplina fiscal seria". "Estamos en una posición histórica única", ha explicado.

Jalili ha hecho referencia también a la situación de la inflación y ha defendido que su programa "cuenta con un abanico de medidas para controlar el mercado de divisas". "Estamos preparados y lo aplicaremos desde el primer día. Si el mercado de divisas es gestionado por el Gobierno, la inflación será controlada", ha defendido.

De esta forma, ha sostenido que el próximo Ejecutivo "debería ser capaz de arreglar los desequilibrios entre los bancos y los Presupuestos" y ha incidido en que "el primer punto es la soberanía del rial". "El dinero no puede ser creado desde los bolsillos de la gente y gastado para el beneficio de unos pocos", ha dicho el antiguo negociador iraní sobre cuestiones nucleares.

IMPULSAR LA ECONOMÍA

Zakani ha aprovechado su turno de palabra para defender que "el país necesita un gestor que sea honesto y capaz de combatir la corrupción" y ha puntualizado que si las autoridades "quieren que la población participe a nivel político, hay que hacer que participe también a nivel económico".

"El problema es que escuchamos a la gente, pero nuestro comportamiento y acciones no son complementarias. La diplomacia es exitosa cuando resolvemos los problemas de la población dentro del país, momento en el que la gente estará de nuestro lado", ha dicho, antes de apuntar que "la clave es evitar que la inflación sea errática e invertir capital en los lugares adecuados".

Por su parte, Purmohamadi ha reconocido que "el país necesita estas discusiones" y ha apelado a una "participación generalizada". "Los principales objetivos deben ser medidos, con un control y supervisión, mientras se rinden cuentas ante la población", ha dicho, antes de apostar por la inversión e infraestructura, especialmente en materia de comunicación.

"Para lograr nuestros objetivos nacionales es necesario consenso y un discurso unificado a nivel internacional", ha manifestado Purmohamadi, quien ha abogado por incluir "opiniones expertas" para guiar las acciones del Gobierno. "La economía de resistencia es clave en el discurso de mi Gobierno", ha señalado.

"El presidente no debe ser sólo un gestor firme. Ha de tener el poder de la cohesión, generar confianza y que la gente crea en él para reunir a su alrededor fuerzas poderosas", ha apuntado el candidato, quien ha explicado que "la inflación y la liquidez tienen raíces comunes" y que "la inflación puede ser reducida a través de un control de la liquidez".

PEZESHKIAN PIDE "JUSTICIA SOCIAL"

Pezeshkian ha centrado su discurso en la inclusión de "asesores" para centrar las actividades del Gobierno y ha defendido que su vida "ha estado basada en la honestidad". "El país no debe ser gestionado a través el conflicto y las disputas. Apoyo la justicia social, no los eslóganes populistas", ha reseñado.

"Pondré el Tesoro en un lugar totalmente transparente. Unamos manos, ya que la República Islámica de Irán necesita coordinación y unidad", ha manifestado Pezeshkian, quien ha ensalzado que las políticas pergeñadas por el líder supremo, el ayatolá Alí Jamenei, "son el camino hacia adelante".

"Los gobiernos son la principal causa de la inflación. Expandir su tamaño es la principal causa de la inflación", ha criticado, antes de insistir en que "la inflación implica vaciar los bolsillos de la gente". "La gente se va a dormir por la noche y por la mañana ve que su capacidad de compra ha disminuido", ha lamentado.

Por último, Qazidadé Hashemi ha defendido la labor de Raisi al frente del Ejecutivo y ha abogado por "evitar la interferencia por parte de personas irresponsables en las instituciones bancarias". "Si queda en nuestras manos, podemos resolver el problema del mercado de valores en menos de tres días", ha prometido.

"Todos los expertos consideran que la inflación puede volver a estar por debajo del diez por ciento. Existe una solución práctica al asunto", ha manifestado y ha hecho hincapié en que "está comprometido" con los planes puestos en marcha por Raisi y en que "el Gobierno no debe competir con la población, ya que ello iría contra las políticas estratégicas", ni "contra el sector privado, que es un socio estratégico del Gobierno".

"Nuestra economía es impredecible. Debe ser predecible. No debemos adoptar decisiones a expensas de los exportadores. No debemos prohibir la importación y exportación de tomates un día y de cebollas al día siguiente. Hay que dejar de causar dificultades económicas a la gente", ha defendido, antes de insistir en que "la gente está realmente cansada de las promesas". "Si las promesas no se cumplen, la gente se desilusiona con las urnas", ha zanjado.

Contador