Publicado 04/01/2021 15:45CET

Irán.- La UE avisa a Irán de las "implicaciones serias" de su anuncio de aumentar el enriquecimiento de uranio

BRUSELAS, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea ha advertido este lunes a Irán de que su anuncio sobre el inicio de los procedimientos para enriquecer uranio al 20 por ciento tiene "implicaciones serias" y supondría una quiebra del acuerdo nuclear firmado en 2015.

"Tomamos nota del anuncio, si se implementa constituirá un considerable alejamiento de Irán de sus compromisos contemplados en el acuerdo nuclear, con implicaciones serias", ha asegurado en rueda de prensa el portavoz del Servicio de Acción Exterior, Peter Stano.

En todo caso, la UE no quiere adelantarse a los acontecimientos y ha señalado que está a la espera de las evaluaciones de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), puesto que todavía no está confirmado que Teherán haya aplicado este anuncio.

Stano ha hecho un llamamiento a preservar el acuerdo nuclear, recordando que todos los firmantes han expresado su intención de mantener el pacto. "El acuerdo seguirá vivo siempre y cuando todos cumplan sus obligaciones", ha insistido.

ANUNCIO DE IRÁN

El Gobierno de Irán ha anunciado este lunes el inicio de los procedimientos para enriquecer uranio al 20 por ciento en las instalaciones de Fordo, situadas en los alrededores de la ciudad de Qom, lo que supone una violación del acuerdo nuclear firmado en 2015.

El portavoz del Ejecutivo, Alí Rabiei, ha detallado que la inyección de gas en las centrifugadoras arrancó "hace unas horas", tras una orden en este sentido firmada por el presidente iraní, Hasán Rohani. Asimismo, ha recalcado que Teherán ya ha notificado el proceso a la AIEA.

Irán ha anunciado hasta la fecha la retirada de sus compromisos sobre varios de los puntos del acuerdo nuclear en respuesta a la decisión de Estados Unidos de retirarse del mismo y reimponer sus sanciones unilaterales, lo que ha provocado el temor en el resto de firmantes de un posible colapso del pacto.

Las tensiones han aumentado los últimos meses a raíz del asesinato a finales de noviembre del científico Mohsen Fajrizadé, considerado el jefe del programa nuclear iraní, un suceso que Teherán ha achacado a Israel, que no se ha pronunciado sobre estas acusaciones.

Contador