Publicado 28/11/2021 11:00CET

I.Salomón.-El primer ministro de Islas Salomón dice que no cederá ante las protestas "orquestadas" contra el Gobierno

El primer ministro de Islas Salomón, Manasseh Sogavare
El primer ministro de Islas Salomón, Manasseh Sogavare - GETTY IMAGES

MADRID, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Islas Salomón, Manasseh Sogavare, ha afirmado que su gobierno no cederá a lo que calificó como violencia "orquestada" y "planeada" para acabar con su mandato al término de una semana en la que comenzaron las peores protestas vistas en años en la antigua colonia británica del Índico.

La capital salomonense, Honiara, fue escenario el miércoles del estallido de disturbios y protestas cuando un millar de personas, procedentes en su mayoría de la isla de Malaita, se concentraron en la capital para reprochar al Gobierno central la falta de recursos al desarrollo regional, y rechazar la política de ruptura con Taiwán y acercamiento a China que Sogavare viene aplicando desde 2019.

La Policía cargó con gases lacrimógenos y pelotas de goma contra los manifestantes que intentaron asaltar la sede parlamentaria, además de saquear y quemar varios negocios del barrio chino, informó Sputnik. Al menos un centenar de personas han sido detenidas desde entonces.

"Está clarísimo que los últimos eventos han estado bien planeados y orquestados para destituirme como primer ministro, por motivos sin fundamento que han sido distorsionados para tergiversar los hechos", ha manifestado Sogavare, citado por el diario 'Solomon Star', en una alocución televisada este domingo.

El primer ministro ha asegurado no obstante que su gabinete se mantiene "completamente intacto" y nada le moverá. "No debemos plegarnos nunca ante las malas intenciones de unas pocas personas. Debemos hacer frente a la intimidación, el acoso y la violencia", declaró Sogavare.

El primer ministro ha recordado que su residencia en Lungga, a las afueras de la capital, fue "atacada y dañada". "La vida de mi familia estaba amenazada. Todo obedece a un plan para presionarme a que renuncie, y es además una advertencia a mis ministros de que ellos serían los siguientes", ha declarado.

"Fui elegido como su Primer Ministro para ser un administrador y protector de los principios democráticos y de estado de Derecho, sobre los cuales se basa nuestra democracia, y continuaré defendiéndolos", sentenció.