Publicado 27/04/2020 20:11:55 +02:00CET

Israel aprueba un plan para la reapertura gradual de colegios a partir del domingo tras su cierre por el coronavirus

Coronavirus.- Israel aprueba un plan para la reapertura gradual de colegios a pa
Coronavirus.- Israel aprueba un plan para la reapertura gradual de colegios a pa - Ilia Yefimovich/dpa - Archivo

El Supremo falla contra la vigilancia de contagiados y contactos a través de sus teléfonos

MADRID, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Israel ha aprobado este lunes de forma preliminar un plan para una reapertura gradual de las colegios a partir del domingo, en medio de la pandemia de coronavirus, que ha dejado ya cerca de 15.500 casos y más de 200 fallecidos en el país.

La oficina del primer ministro, Benjamin Netanyahu, ha confirmado el plan, que depende para su puesta en marcha de que la cifra de infecciones permanezca baja y de un estudio del Ministerio de Sanidad sobre las tasas de contagio entre los niños.

El plan del Ministerio de Educación contempla que los niños estudiarán entre el domingo y el jueves de la semana que viene en clases más pequeñas, mientras que los niños en guarderías serán divididos según días para mantener el distanciamiento social.

"Hemos realizado un trabajo administrativo serio e importante para adaptar el sistema (educativo) a las directrices del Ministerio de Sanidad", ha dicho el titular de la cartera de Educación, Rafi Peretz.

Las autoridades de Israel autorizaron el domingo la reapertura de diversos comercios por primera vez en un mes. La pandemia ha dejado 15.466 casos y 202 fallecidos en el país hasta la fecha.

Por otra parte, el Tribunal Supremo falló el domingo contra la posibilidad de que los servicios de Inteligencia realizaran una vigilancia a través de los teléfonos móviles de los movimientos de los contagiados por coronavirus.

El tribunal concedió al Gobierno el derecho a aprobar una extensión de este sistema en caso de que inicie un proceso legislativo que lo sustente, varias semanas después de que el Shin Bet pusiera en marcha este controvertido programa.

Así, indicó que el programa "viola gravemente el derecho constitucional a la privacidad" y recalcó que, para que siga en vigor a partir del 30 de abril, "es necesario fijar su autoridad en el marco de una legislación apropiada".

En este sentido, el tribunal destacó que el uso de este programa por parte del Estado "para monitorizar a los que no buscan causarle daño y sin consentimiento de los sujetos de la vigilancia supone una gran dificultad", al tiempo que abogó por "otra alternativa que cumpla los principios de la protección de la privacidad".

El fallo llegó en respuesta a las demandas de varias organizaciones de Derechos Humanos contra este sistema de vigilancia, autorizado de forma temporal bajo las órdenes de emergencia aprobadas en el marco de la pandemia.

La medida fue aprobada el 15 de marzo y, tras ello, el ministro de Transportes, Betzalel Smotrich, dijo que "sin lugar a dudas" la medida "no provocará la creación de un 'Gran Hermano' en el Estado de Israel, incluso en el marco de un acontecimiento extremo como el actual", en referencia a la novela '1984' de George Orwell.

Smotrich reconoció que se trataba de "un paso extremo justificado por una realidad extrema y peligrosa" y defendió la necesidad de "salvar las vidas de decenas de miles de civiles". "Hemos verificado el mecanismo y garantizaremos que se usa para ese propósito", remachó.

Contador

Lo más leído

  1. 1

    Venezuela.- Duque alerta de que si Maduro no cae "rápidamente" los migrantes venezolanos podrían llegar a los 7 millones

  2. 2

    Venezuela.- Venezuela urge a los países de la conferencia de donantes a "solicitar recursos" para ellos por la pandemia

  3. 3

    Colombia.- Duque pide "todo el peso de la ley" tras la polémica por el supuesto tráfico sexual de indígenas wayuú

  4. 4

    Venezuela.- Brasil denuncia el "miedo" de la comunidad internacional a la hora de hablar de dictadura en Venezuela

  5. 5

    Coronavirus.- Brasil mantiene el uso de la hidroxicloroquina pese a las suspicacias de la OMS