Publicado 22/12/2020 17:56CET

Israel.- El Gobierno de Israel aprueba extender los Presupuestos a escasas horas de la disolución del Parlamento

Benjamin Netanyahu, en su visita a la sede de la agencia de lucha contra el coronavirus en Tel Aviv
Benjamin Netanyahu, en su visita a la sede de la agencia de lucha contra el coronavirus en Tel Aviv - Kobi Gideon/GPO/dpa

MADRID, 22 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Israel ha alcanzado este martes un acuerdo para prorrogar la red de seguridad financiera en 2021 ante la ausencia de un pacto sobre los Presupuestos, a escasas horas de que el Parlamento se disuelva por la falta de un acuerdo sobre las cuentas de 2020, lo que abocará al país a sus cuartas elecciones en cerca de dos años.

La decisión permitirá que las autoridades mantengan activos los servicios del sistema sanitario, en medio de la pandemia de coronavirus, algo que ha sido aplaudido por el ministro de Finanzas israelí, Israel Katz.

"Esto permitirá el funcionamiento continuado del Estado de Israel desde enero hasta que se celebren las esperadas elecciones y se aprueben los Presupuestos", ha manifestado, según ha informado el diario israelí 'The Jerusalem Post'.

Así, ha destacado que, de no lograrse este acuerdo --que aún debe ser aprobado por el Parlamento--, se habría dado "un golpe devastador a la capacidad del país para dar servicios a los ciudadanos israelíes y a los afectados por la pandemia de coronavirus".

De esta forma, el Ejecutivo ha aprobado agregar 70.000 millones de shekels (alrededor de 17.800 millones de euros) en concepto de emergencia para evitar recortes drásticos en los servicios públicos, tal y como ha recogido el diario 'Yediot Ahronoth'.

El acuerdo ha sido alcanzado horas después de que el Parlamento rechazara un proyecto que buscaba aplazar cerca de una semana la fecha límite para lograr un pacto en este sentido y evitar unas nuevas elecciones anticipadas, que serían convocadas automáticamente para el 23 de marzo tras la disolución de la Knesset.

El proyecto de ley, admitido a trámite el lunes, contemplaba aplazar del 23 al 31 de diciembre la fecha límite para la aprobación de los Presupuestos de 2020, aunque con este rechazo por un estrecho margen --49 frente a 47 legisladores--, la Knesset se disolverá en la medianoche de este martes, cuando venza el plazo.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, cargó tras la votación contra Azul y Blanco --liderado por el ministro de Defensa, Benjamin Gantz, y parte de la coalición gubernamental-- y dijo que el partido "se retiró de los acuerdos" y "arrastra" al país "a unas elecciones innecesarias durante la crisis del coronavirus".

"Nosotros no queremos elecciones y hemos votado contra ellas (...) pero no tememos a las elecciones, ya que ganaremos", manifestó 'Bibi', como es conocido popularmente el primer ministro, a través de un mensaje publicado en su cuenta en la red social Twitter.

Las discusiones sobre los Presupuestos tienen lugar en el marco de las tensiones en el seno del Gobierno de unidad, que vio la luz en abril después de que Gantz decidiera por sorpresa dar marcha atrás en su promesa electoral de no coaligarse con Netanyahu bajo el argumento de evitar nuevas elecciones.

El acuerdo contempla que Gantz ocupe la cartera de Defensa y sea vice primer ministro durante los 18 meses en los que Netanyahu seguirá como primer ministro, momento en el que pasará a sustituirle al frente del Ejecutivo israelí, una decisión que fracturó Azul y Blanco y provocó la salida de varios partidos de la coalición opositora.