Publicado 07/08/2020 17:47CET

Israel/Líbano.- Israel asegura haber derribado un dron que entró al país desde Líbano

Israel/Líbano.- Israel asegura haber derribado un dron que entró al país desde L
Israel/Líbano.- Israel asegura haber derribado un dron que entró al país desde L - Mosab Shawer/APA Images via ZUMA / DPA - Archivo

MADRID, 7 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Ejército de Israel ha asegurado este viernes que durante la noche del jueves derribó un dron que entró al país desde territorio libanés, en medio del aumento de las tensiones en la zona en las últimas semanas.

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) han detallado a través de su cuenta en la red social Twitter que las tropas israelíes "identificaron, supervisaron y derribaron un dron que se infiltró en el norte de Israel a través de la Línea Azul".

"Estamos inspeccionando la zona", ha manifestado, al tiempo que ha subrayado que "el Ejército continúa manteniendo un alto nivel de preparación para defender la frontera norte de Israel de cualquier amenaza".

Las FDI han detallado que el aparato entró en su territorio cerca del monte Hermón, en los Altos del Golán, una zona ocupada por las fuerzas israelíes y reclamada tanto por Líbano como por Siria, según el diario 'The Times of Israel'.

El Ejército israelí ha estado en alerta durante las últimas dos semanas ante la posibilidad de que el partido-milicia chií Hezbolá lance operaciones en venganza por la muerte de uno de sus combatientes en un bombardeo ejecutado el 20 de julio por Israel en Siria.

De hecho, las autoridades israelíes afirmaron el 27 de julio haber frustrado un intento de infiltración por parte de un escuadrón de Hezbolá en la frontera común, si bien el partido-milicia negó haber llevado a cabo operaciones en la zona.

En respuesta, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, acusó al líder de Hezbolá, Hasán Nasralá, de intentar arrastrar a Líbano e Irán a un enfrentamiento con el Ejército israelí. "Hezbolá tiene que saber que está jugando con fuego", resaltó.

"Nasralá ya cometió un grave error al poner a prueba la determinación de Israel a la hora de defenderse y el Estado libanés pagó un gran precio por ello. Sugiero que no repita este error", sostuvo, en aparente referencia a la guerra de 2006 entre Israel y el partido-milicia.

La guerra duró poco más de un mes y se saldó con la muerte de unas 1.200 personas en Líbano --la mayoría civiles-- y 160 israelíes --la mayoría soldados--, así como con importantes daños materiales en el país árabe.