Publicado 21/10/2021 16:18CET

Israel limitará la entrada de turistas vacunados contra el coronavirus en función de la fecha de segunda dosis

Archivo - 23 August 2021, Israel, Jerusalem: A health worker takes a swab for a coronavirus test from a child at a test centre. Photo: Nir Alon/ZUMA Press Wire/dpa
Archivo - 23 August 2021, Israel, Jerusalem: A health worker takes a swab for a coronavirus test from a child at a test centre. Photo: Nir Alon/ZUMA Press Wire/dpa - Nir Alon/ZUMA Press Wire/dpa - Archivo

MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Israel ha acordado permitir a partir del 1 de noviembre la entrada de turistas vacunados sin restricciones, aunque en el caso de quienes tengan únicamente dos dosis, deberán haber recibido la segunda inyección en los últimos seis meses.

La hoja de ruta esbozada por el primer ministro, Naftali Bennett, y el ministro de Sanidad, Nitzan Horowitz, pendiente aún del aval definitivo del Ejecutivo, establece que podrán entrar sin restricciones quienes hayan recibido la segunda inyección de la vacuna de Pfizer y BioNTech al menos siete días antes. El plazo se eleva a 14 días si se trata de los fármacos desarrollados por Moderna, AstraZeneca, Sinovac o Sinopharm o del de Janssen, de una única dosis.

Sin embargo, en todos estos casos se añade como requisito que no hayan pasado más de 180 días desde que se hubiese completado la pauta de vacunación --tomando como referencia la fecha de salida de Israel--, un criterio que no se tiene en cuenta para quienes ya han recibido dosis de refuerzo de algunas de las vacunas citadas, según informa el diario 'Haaretz'.

Las autoridades israelíes también levantan la mano para quienes hayan superado la COVID-19 y hayan recibido al menos una dosis de la vacuna, así como para quienes se hayan contagiado de coronavirus y presenten una prueba PCR negativa. En el caso de estos últimos, se establecen también criterios de fecha, ya que la curación debe haber sido en un plazo superior a los once días desde la fecha de llegada a Israel e inferior a los 180 días desde la salida.

Israel, el primer país del mundo en administrar una tercera dosis de las principales vacunas contra la COVID-19, ha alcanzado ya con esta inyección de refuerzo, a más de 3,8 millones de personas, aproximadamente cuatro de cada diez ciudadanos. Al menos 5,7 millones de personas cuentan ya con dos dosis, según los dato del Ministerio de Sanidad.