Publicado 24/08/2020 0:45:24 +02:00CET

Israel.- Netanyahu acepta un acuerdo de compromiso presupuestario con la coalición y evitar así unas nuevas elecciones

Israel.- Netanyahu acepta un acuerdo de compromiso presupuestario con la coalici
Israel.- Netanyahu acepta un acuerdo de compromiso presupuestario con la coalici - Koby Gideon/GPO/dpa

MADRID, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha alcanzado a última hora de este domingo un acuerdo de compromiso con sus socios de coalición para aprobar los presupuestos generales y así evitar unas nuevas elecciones, que habrían sido las cuartas en apenas año y medio, marcadas por la crisis del coronavirus.

"Este es un momento para la unidad, no para las elecciones", ha manifestado Netanyahu en una rueda de prensa improvisada de la que no ha tenido constancia su socio de gobierno, Azul y Blanco, hasta que se ha producido.

Desde que el conservador Likud de Netanyahu y el centro derecha de Azul y blanco del ministro de Defensa, Benny Gantz, llegarán a un pacto para gobernar Israel hace cuatro meses, han surgido enormes grietas entre ambas formaciones, la última en relación a si el Gobierno debería adoptar un presupuesto solo para el año en curso o también para 2021.

Los socios de Netanyahu han respondido a través de un comunicado instando al primer ministro a "cumplir su promesa", para así "evitar elecciones y respetar el acuerdo", que ambas formaciones firmaron el pasado mes de abril.

"Hacemos un llamamiento al primer ministro para que mire por el bien del país en lugar de su propio beneficio", ha criticado Azul y Blanco en un texto en el que también se ha acusado al primer ministro de estar "escupiendo en la cara del pueblo israelí por consideraciones personas".

Durante el domingo, el Consejo de Ministros de Israel decidió aplazar su reunión habitual por segunda vez desde la formación del nuevo Gobierno por las discrepancias cada vez mayores entre Netanyahu y Gantz, lo que podría haber avocado al país a sus cuarto comicios en 18 meses.

La ley israelí estipula que el presupuesto estatal debe aprobarse dentro de los 100 días posteriores a la toma de posesión del gobierno, y para ello se había establecido una propuesta inicial de compromiso que tenía que haberse firmado este domingo.

Netanyahu apuesta por un presupuesto inmediato a corto plazo para brindar rápidamente ayuda financiera a los ciudadanos y las empresas que se han visto muy afectados por las restricciones del coronavirus.

Sin embargo, Gantz esgrime un presupuesto a dos años, cuya aprobación no le suponga un obstáculo cuando sustituya a Netanyahu en el poder, según el acuerdo pactado para el Gobierno de coalición.