Publicado 20/04/2020 15:05:21 +02:00CET

Israel.- Netanyahu y Gantz acercan posturas y allanan el camino a un acuerdo para un gobierno de unidad en Israel

Israel.- Netanyahu y Gantz acercan posturas y allanan el camino a un acuerdo par
Israel.- Netanyahu y Gantz acercan posturas y allanan el camino a un acuerdo par - Ilia Yefimovich/dpa - Archivo

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, y el principal líder opositor, Benjamin Gantz, han logrado acercar posturas este lunes tras varias semanas de negociaciones y allanan así el camino a un acuerdo para un gobierno de unidad, según informan varios medios israelíes.

Fuentes cercanas a las negociaciones han señalado que el Likud de Netanyahu y Azul y Blanco han resuelto sus disputas en torno al panel de nombramientos judiciales, uno de los principales escollos que quedaban por delante, tal y como ha recogido 'The Times of Israel'.

Sin embargo, fuentes de Azul y Blanco citadas por la cadena de televisión pública Kan han señalado que aún no hay un acuerdo sobre este punto, si bien han matizado que el asunto "se puede resolver".

Por el momento no hay confirmación oficial acerca de un acuerdo para un gobierno de unidad, pero Azul y Blanco convocará en las próximas horas a sus miembros para abordar los avances obtenidos en las últimas horas.

Estos avances han llegado por sorpresa, debido a que la reunión mantenida a primera hora entre Netanyahu y Gantz en la residencia del primer ministro en Jerusalén se había saldado sin un acuerdo, principalmente por sus diferencias en torno al Comité Judicial.

Asimismo, Gantz --quien es ahora presidente del Parlamento-- ha autorizado durante la jornada la presentación de la legislación que busca bloquear que una persona imputada pueda formar gobierno, lo que afectaría directamente a Netanyahu.

"Se trata de un primer paso necesario", ha dicho Yair Golan, del partido Meretz, aliado de Gantz hasta que éste decidió buscar unas negociaciones con Netanyahu para formar un gobierno de unidad en el país.

"Estas son leyes que evitarán que Netanyahu vuelva a presentarse y podrían salvar la democracia israelí", ha argumentado Tamar Zandberg, una destacada política de este mismo partido, según ha informado el diario 'Yedioth Ahronoth'.

Por su parte, el partido Yisrael Beitenu, encargado de presentar el proyecto de ley, ha planteado una moción para un proceso rápido que permita que el borrador sea sometido a votación cuanto antes.

LAS NEGOCIACIONES

Tras las parlamentarias celebradas el 2 de marzo, las terceras en menos de un año debido a la falta de acuerdo para formar un gobierno, el presidente israelí, Reuven Rivlin, dio el mandato a Gantz debido a que contaba con los apoyos de la mayoría de los parlamentarios, si bien Azul y Blanco tenía menos escaños que el Likud.

Sin embargo, en una decisión sorpresa, Gantz decidió presentarse al cargo de presidente de la Knesset --que logró-- en lugar del candidato planteado por Azul y Blanco e iniciar conversaciones con Netanyahu, algo que se había comprometido a no hacer.

Gantz había hecho uno de sus principales caballos de batalla su negativa a que Netanyahu continuara como primer ministro o negociar con él debido a su imputación en noviembre por sobornos, fraude y violación de la confianza.

La decisión del antiguo jefe del Ejército fracturó Azul y Blanco y provocó la salida de varios partidos de la coalición, si bien Gantz defendió que la decisión era necesaria debido a la crisis provocada por la pandemia de coronavirus.

El mandato de Gantz expiró a las 23.59 del 15 de abril sin que lograra un acuerdo para formar un gobierno, a pesar de una prórroga de 48 horas concedida por Rivlin debido a que Azul y Blanco y el Likud estaban cerca de un pacto.

Ante esta situación, el mandatario devolvió el mandato al Parlamento, por lo que ahora cualquier parlamentario que logre el respaldo de 61 de los 120 legisladores podrá formar gobierno, lo que ha provocado que el Likud y Azul y Blanco mantengan sus contactos.

Si finalmente ningún parlamentario lograra presentar al presidente un acuerdo de gobierno en el plazo de tres semanas, el país se dirigiría a unas cuartas elecciones en poco más de un año, ahondando la crisis política que atraviesa.