Israel.- Netanyahu presenta a Gantz una nueva propuesta para un gobierno de unidad en Israel

Publicado 17/10/2019 22:05:40CET
Israel.- Netanyahu presenta a Gantz una nueva propuesta para un gobierno de unid
Israel.- Netanyahu presenta a Gantz una nueva propuesta para un gobierno de unid - Nir Alon/ZUMA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha presentado este jueves al partido Azul y Blanco una nueva propuesta para un gobierno de unidad, que se ha encontrado con el rechazo del líder del partido, Benjamin Gantz.

"Este Gobierno estará basado en un amplio consenso nacional para permitir que haga frente a los apremiantes desafíos económicos y de seguridad que se alzan a nuestro alrededor", ha sostenido Netanyahu.

Así, ha recalcado que "todos los partidos tendrán que hacer algunas concesiones para lograr un consenso" y ha agregado que ha presentado a Gantz "un compromiso" para la creación del Ejecutivo.

"Este es el único Gobierno que puede ser formado ahora, y es el único Gobierno que debe ser formado ahora", ha argumentado, según ha informado el diario israelí 'Yedioth Ahronoth'.

Por ello, ha pedido a Gantz que muestre "responsabilidad nacional" y "entre en negociaciones inmediatas" con él para lograr un pacto que derive en el Ejecutivo que "el Estado de Israel necesita de forma tan desesperada".

La propuesta de Netanyahu contempla que el Gabinete de Seguridad Estatal fijará en un plazo de seis meses un plan de seguridad actualizado, incluida la aprobación del presupuesto de seguridad, y la fijación de un objetivo de déficit fiscal y las prioridades presupuestarias teniendo en cuenta las "urgente" necesidades de seguridad.

Asimismo, recoge que el Ejecutivo alcanzará un acuerdo sobre las "necesidades sociales esenciales" que deberán ser financiadas por los Presupuestos y un pacto sobre las relaciones entre religión y Estado.

Por otra parte, tanto Netanyahu como Gantz deberían presentar una "posición compartida" a Washington sobre el 'acuerdo del siglo' que prepara la Casa Blanca para poner fin al conflicto palestino-israelí y sobre la aplicación de la soberanía israelí en el valle del Jordán.

Gantz ha rechazado el acuerdo y ha argumentado que "la reciente conducta del primer ministro indica que su camino no va hacia la unidad, sino hacia la inmunidad", en referencia a los casos de corrupción por los que está siendo investigado.

Netanyahu está siendo investigado en los conocidos como caso 1000, 2000 y 4000, en los que es sospechoso de aceptar regalos de empresarios a cambio de favores políticos, alcanzar un acuerdo con un medio para lograr una cobertura favorable a cambio de dañar a un diario de la competencia, y entregar concesiones a un empresario a cambio de una cobertura favorable en un portal de noticias.

"Incluso hoy, se niega a negociar directamente y reconocer el hecho de que la mayoría de los ciudadanos israelíes han elegido un gobierno de unidad liberal, sin extremistas", ha sostenido, en referencia a los partidos ultraortodoxos aliados del Likud.

LAS NEGOCIACIONES

La coalición opositora Azul y Blanco fue la fuerza más votada en los comicios, con un total de 33 escaños, seguido por el Likud, con 32, sin embargo ninguno de los partidos cuenta con los respaldos necesarios para alcanzar el apoyo de 61 diputados necesarios.

Así las cosas, y tras las consultas con los partidos, el presidente del país, Reuven Rivlin, encargó al primer ministro, Benjamin Netanyahu, la formación de gobierno.

Netanyahu inició entonces contactos con Azul y Blanco, sin que las partes hayan logrado un pacto para formar un gobierno de unidad. Gantz rechaza que el primer ministro siga en el cargo debido a las sospechas de corrupción que pesan contra él.

El primer ministro aún no ha tirado la toalla y no ha devuelto el mandato a Rivlin, quien entonces podría entregárselo a Gantz para que intentara alcanzar un acuerdo.

Gantz contaría entonces con 28 días para intentar ensamblar una coalición y, si no lo consigue, se abriría un periodo de tres semanas en el que cualquier parlamentario podría recabar el apoyo de 61 de sus colegas para formar un ejecutivo y evitar unas terceras elecciones en menos de un año.