Publicado 23/11/2021 10:34CET

Israel "no se verá legalmente vinculado" por un acuerdo nuclear con Irán y dice que "mantendrá su libertad de acción"

El primer ministro de Israel, Naftali Bennett
El primer ministro de Israel, Naftali Bennett - Haim Zach/GPO/dpa

Bennett afirma que el acuerdo de 2015 fue "como un somnífero" y recalca que "el error no se repetirá"

MADRID, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Israel, Naftali Bennett, ha resaltado este miércoles que el país "no se verá legalmente vinculado" por la posible reactivación del acuerdo nuclear de 2015 con Irán y ha manifestado que las autoridades "mantendrá su libertad de acción" contra Teherán.

"Incluso si hay una vuelta al acuerdo, Israel no es parte del mismo y no está legalmente vinculado", ha resaltado Bennett, quien ha sostenido que Israel "se quedó dormido" tras la firma del acuerdo en 2015, según ha recogido el diario israelí 'The Times of Israel'.

"El error que cometimos tras el primer acuerdo nuclear en 2015 no se repetirá", ha señalado. "Con todo el ruido que hubo antes, en el momento en el que el acuerdo fue firmado nos afectó como un somnífero. Israel se quedó dormido durante sus tareas. Nos ocupamos de otras cosas", ha criticado.

En este sentido, el primer ministro israelí ha prometido "aprender de este error". "Mantendremos nuestra libertad de acción", ha recalcado, después de que las autoridades iraníes hayan acusado a Israel de estar detrás de varios sabotajes en diversas instalaciones nucleares e incluso de asesinar en noviembre de 2020 a Mohsen Fajrizadé, considerado el director del programa nuclear de Irán.

Bennett ha alertado además que "Irán está en una fase muy avanzada de su programa nuclear" y ha añadido que "su maquinaria de enriquecimiento es mayor y más sofisticada que nunca", antes de criticar "la diferencia" que encontró al llegar al cargo "entre la retórica y la acción sobre los preparativos y capacidades de Israel frente al programa nuclear iraní".

Por ello, ha defendido que permitir que Irán desarrollara una estratégica asimétrica "fue un error estratégico" y ha abogado por el uso de las ventajas con las que cuenta el país a nivel económico, informático y de legitimidad internacional.

"Israel es fuerte, exitoso y abierto al mundo", ha argüido Bennett, quien ha reseñado que Irán "está en su punto más extremo desde 1979". "Es un régimen que no puede dar agua a sus ciudadanos. Agua. Un régimen cuya economía es débil y que cuenta con un Gobierno corrupto que lidera con fuerza y miedo", ha zanjado.

Las palabras de Bennett llegan a pocos días de los contactos que tendrán lugar el 29 de noviembre en la capital de Austria, Viena, para intentar relanzar el acuerdo nuclear de 2015, del que Estados Unidos se retiró de forma unilateral en 2018.

Irán ha anunciado la retirada de sus compromisos sobre varios de los puntos del acuerdo nuclear de 2015 después de que Estados Unidos se saliera del pacto, si bien las autoridades iraníes han defendido que estos pasos pueden revertirse si Estados Unidos retira las sanciones y vuelve al acuerdo.

Contador