Publicado 07/06/2021 11:02CET

Israel.- Una parlamentaria del Likud tilda de "terroristas suicidas" a dos políticos derechistas opuestos a Netanyahu

Archivo - El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu
Archivo - El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu - Jack Sanders/US Department of De / DPA - Archivo

MADRID, 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

La parlamentaria del Likud May Golan ha tildado de "terroristas suicidas" a los líderes de los derechistas Yamina y Nueva Esperanza, Naftali Bennett y Gideon Saar, por unirse al acuerdo de coalición de Gobierno que podría sacar del poder al actual primer ministro en funciones, Benjamin Netanyahu.

"Lo más peligroso sobre los líderes públicos son los que no tienen a dónde volver, y Bennett y Saar no tienen a dónde volver", ha dicho Golan, miembro del partido de Netanyahu. Así, ha sostenido que "si bien hay un mundo de diferencia, les compararía con terroristas suicidas".

Tras ser cuestionada sobre si no estaba yendo demasiado lejos con sus afirmaciones, la parlamentaria ha dicho que "no". "Diré por qué. Son como terroristas que ya no creen en nada, que salen en misión suicida, incluso si saben que es su condena a muerte. No les importa porque son chiíes", ha señalado.

Golan, que ha rechazado en varias ocasiones retractarse, ha recalcado que ambos políticos han decidido "morir con los filisteos", en referencia a una expresión sobre una persona que prefiere suicidarse para destruir a sus enemigos, según ha informado el diario 'The Times of Israel'.

"No retirará estas palabras", ha reseñado, después de que se le advirtiera de que las autoridades israelíes actúan contra los terroristas suicidas con asesinatos selectivos. "No siempre podemos llevar a cabo asesinatos selectivos", ha zanjado Golan, sin dar más explicaciones al respecto sobre sus afirmaciones.

Las palabras de la parlamentaria han llegado después de que Nadav Argaman, jefe del Shin Bet, los servicios de seguridad internos de Israel, advirtiera contra la incitación y el discurso de odio en redes sociales ante el peligro de un nuevo estallido de violencia política.

Por su parte, Netanyahu cargó duramente el domingo contra el acuerdo de Gobierno logrado por el líder del opositor Yesh Atid, Yair Lapid, que ha descrito como "un Gobierno de rendición" simpatizante del terrorismo que ha prometido derribar tan pronto como le resulte posible.

"Este peligroso gobierno de izquierda paralizará la ampliación de los asentamientos y cederá a la presión de los estadounidenses sobre el acuerdo (nuclear) con Irán, que representa una amenaza para nuestra propia existencia", manifestó el primer ministro en funciones, conocido popularmente como 'Bibi'.

Sin embargo, Netanyahu condenó la presión de la que están siendo objeto tanto Bennett y Lapid por parte de sectores de la ultraderecha. "Es algo que quiero condenar aunque recuerdo que la incitación en nuestra contra también se ha desbocado", argumentó.

La coalición ensamblada por Lapid, que logró un acuerdo horas antes de la hora límite, estará formada finalmente por una variopinta amalgama de partidos, como Azul y Blanco, el Partido Laborista, Yisrael Beiteinu, Meretz, y Nueva Esperanza, además de Yesh Atid, Yamina y la Lista Árabe Conjunta.

La coalición fue anunciada después de que el líder de la Lista Árabe Conjunta, Mansur Abbas, diera a última hora del miércoles su apoyo a la misma, con lo que la formación se convierte en el primer partido árabe-israelí en firmar un acuerdo para formar parte de un Gobierno en Israel.

Contador