Publicado 07/05/2020 23:08:06 +02:00CET

Israel.- El presidente de Israel entrega a Netanyahu el mandato para formar nuevo Gobierno

Israel.- El presidente de Israel entrega a Netanyahu el mandato para formar nuev
Israel.- El presidente de Israel entrega a Netanyahu el mandato para formar nuev - Haim Zach/GPO/dpa - Archivo

El Parlamento aprueba las leyes que permitirán a 'Bibi' y Gantz compartir el Ejecutivo

MADRID, 7 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Israel, Reuven Rivlin, ha entregado este jueves al primer ministro, Benjamin Netanyahu, el mandato para formar nuevo Gobierno, horas después de que una mayoría de parlamentarios propusiera su nombra para la tarea y tras el acuerdo con el opositor Benjamin Gantz para conformar un Ejecutivo de unidad.

Rivlin ha confirmado a través de su cuenta en Twitter que "se ha enviado una carta a la oficina del primer ministro para encargar la tarea de formar Gobierno al parlamentario Benjamin Netanyahu", antes de agregar que "el presidente del Parlamento (Gantz) también ha sido informado, tras la petición de 72 miembros de la Knesset al presidente durante el día de hoy".

"En línea con la petición de una mayoría de miembros de la Knesset (...) le notifico que tiene catorce días para formar un Gobierno", afirma el presidente israelí en la carta oficial, publicada igualmente por Rivlin en su cuenta en Twitter.

De esta forma, Netanyahu --quien lleva en el cargo desde 2009-- ha recibido mandato para intentar conformar un quinto Gobierno, algo que parece seguro después de que el Tribunal Supremo diera luz verde a su capacidad para hacerlo a pesar de estar imputado por corrupción, si bien resaltó que el acuerdo de unidad podría ser "problemático" a causa de varias de sus cláusulas.

La Knesset ha aprobado durante la jornada una serie de leyes que, por ejemplo, permitirán que Netanyahu inicie el mandato como primer ministro pero, dentro de año y medio, ceda el testigo al jefe de Azul y Blanco. Ambos líderes tendrán derecho de veto y se elimina el límite para el número de ministerios.

Rivlin subrayó tras la votación celebrada a primera hora del día que Israel "está en medio de un periodo sin precedentes", tanto por la parálisis política como por la pandemia de coronavirus, que ha dejado ya más de 10.700 positivos y 239 fallecidos.

Además, entre los flecos que siguen pendientes está la posible incorporación de Yamina a la coalición de gobierno, después de las reticencias del líder de este bloque conservador y actual ministro de Defensa, Naftali Bennett, a sumarse al nuevo Ejecutivo, si bien las conversaciones están en marcha para ello.

La recomendación de Netanyahu como encargado de formar un nuevo Ejecutivo ha llegado horas antes de que expirara el límite de tiempo para que los parlamentarios eligieran a uno de ellos para esta tarea, después de que el mandato de Gantz expirara y de que Rivlin decidiera no entregárselo a Netanyahu.

En caso de que no hubiera habido candidato, el país se habría encaminado a unas cuartas elecciones legislativas en poco más de un año, ante la mayor crisis parlamentaria que ha vivido el país, que ha provocado que el Ejecutivo de Netanyahu continúe en funciones desde finales de 2018.

EL ACUERDO DE UNIDAD

El acuerdo de unidad fue alcanzado después de que Gantz rompiera por sorpresa su compromiso electoral de no negociar con Netanyahu, fracturando Azul y Blanco, y tras recibir el mandato para formar un Ejecutivo debido a que contaba con el apoyo de la mayoría de los parlamentarios.

Gantz anunció su candidatura al cargo de presidente de la Knesset, desplazando al candidato de Yesh Atid, partido liderado por el entonces 'número dos' de Azul y Blanco, Yair Lapid, tras lo que abrió conversaciones con 'Bibi', provocando críticas internas y la salida de varios partidos de la coalición.

El antiguo jefe del Ejército accedió así a las peticiones de Netanyahu de formar un Gobierno de unidad ante la crisis del coronavirus, a pesar de que en ese momento parecía que Gantz podría llevar a conformar un Ejecutivo que sacara del poder a 'Bibi', especialmente debido a su firme negativa hasta entonces a negociar con él debido a su imputación por corrupción.

Lapid, muy crítico con Gantz desde esta decisión, afirmó a finales de abril que apoyará a Netanyahu en caso de que decida cancelar el acuerdo de rotación en el cargo para impedir así que lo ocupe el líder de Azul y Blanco, lo que podría derribar al Ejecutivo tras sus primeros 18 meses.

Ante las críticas de Gantz, el líder de Yeish Atid se reafirmó en su postura y manifestó que "no tiene intención de salvar" a Netanyahu. "El único que le salvó fue Benny Gantz", manifestó. "Si en un año, tras el coronavirus, tenemos una oportunidad de derrocar al Gobierno, por supuesto que lo haremos", zanjó.

EL JUICIO CONTRA NETANYAHU

Sin embargo, antes de ello habrá otro obstáculo para el futuro del Gobierno de unidad, en caso de que llegue a conformarse, y sería el juicio contra el primer ministro por corrupción, previsto para finales de mayo.

El fiscal general de Israel, Avichai Mandelblit, anunció en noviembre de 2019 la imputación de Netanyahu, tras lo que el primer ministro habló de "intento de golpe" tras la presentación de los cargos contra él. Está previsto que el juicio arranque a finales de mayo.

Según el acuerdo de unidad entre Netanyahu y Gantz, si un tribunal descalifica finalmente a 'Bibi' como primer ministro en los seis primeros meses del mandato del Ejecutivo, se volverán a convocar elecciones anticipadas.

Entre los principales puntos de discrepancia que retrasaron el acuerdo figuraban las reclamaciones del Likud relativas a los nombramientos judiciales, en medio de las críticas contra Netanyahu por lo que fueron considerados intentos por parte del Likud de conseguir una composición favorable de cara a su juicio.

El más grave de los casos que pesan contra Netanyahu es el caso 4000, en el que hará frente a cargos por sobornos, fraude y violación de la confianza por impulsar regulaciones que beneficiaron al accionista mayoritario del grupo Bezeq, Shaul Elovitch, a cambio de una cobertura favorable del portal Walla.

En el caso 1000, el primer ministro será imputado por fraude y violación de la confianza por recibir regalos ilícitos valorados en 700.000 shekels (cerca de 183.000 euros) a cambio de favores.

Por otra parte, en el caso 2000 ha sido imputado por fraude y violación de confianza por acordar con 'Yedioth Ahronoth' para debilitar al diario de la competencia Israel Hayom --favorable a Netanyahu-- a cambio de una cobertura más favorable al primer ministro en el primer medio.

Contador