Publicado 11/01/2021 10:41CET

Israel.- Un tribunal de Israel fija el 8 de febrero para la próxima vista del caso por corrupción contra Netanyahu

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu
El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu - Ilia Yefimovich/dpa - Archivo

MADRID, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal de Israel ha anunciado este lunes que la próxima vista en el caso por corrupción contra el primer ministro, Benjamin Netanyahu se celebrará el 8 de febrero, días después de aplazarla de forma indefinida a causa de las restricciones impuestas debido a la pandemia de coronavirus.

El tribunal de distrito de Jerusalén confirmó el aplazamiento el 8 de enero, menos de dos días después de rechazar una petición de Netanyahu en este sentido y en un momento en el que el país se dirige a unas cuartas elecciones en dos años por la falta de acuerdo en torno a los Presupuestos.

Según las informaciones recogidas por el diario israelí 'Yedioth Ahronoth', está previsto que Netanyahu comparezca el 8 de febrero. El aplazamiento de la vista había provocado duras críticas desde la oposición, que cargaron también contra el líder opositor y actual ministro de Defensa, Benjamin Gantz.

El propio Gantz argumentó que no tiene control sobre la decisión de los tribunales y recalcó que "el mayor problema es un primer ministro que ocupa el cargo estando imputado". "Hay una nube de consideraciones personales y legales que flotan en torno a sus decisiones", destacó.

En este sentido, el líder de Yesh Atid, Yair Lapid, dijo que "un primer ministro que está hasta el cuello de investigaciones no tiene mandato público o ético para decidir sobre cosas tan importantes", en relación con la decisión de imponer un nuevo confinamiento, tal y como ha informado el diario 'The Jerusalem Post'.

Por su parte, el líder de Yisrael Beitenu, Avigdor Lieberman, ironizó sobre el aplazamiento. "Debido al confinamiento se aplaza la vista de Netanyahu. ¿Ven la conexión?", se preguntó, acusando a 'Bibi' de imponer las restricciones para no tener que comparecer ante el tribunal.

Netanyahu se convirtió en mayo de 2020 en el primer jefe del Ejecutivo en ser sometido a un juicio por corrupción mientras ocupa el cargo, tras ser imputado en noviembre de 2019 por el fiscal general del país, Avichai Mandelblit, tras varios meses de investigaciones en torno a varios casos.

El más grave de ellos es el caso 4000, en el que hará frente a cargos por sobornos, fraude y violación de la confianza por impulsar regulaciones que beneficiaron al accionista mayoritario del grupo Bezeq, Shaul Elovitch, a cambio de una cobertura favorable del portal Walla.

En el caso 1000, el primer ministro será imputado por fraude y violación de la confianza por recibir regalos ilícitos valorados en 700.000 shekels (cerca de 183.000 euros) a cambio de favores.

Por otra parte, en el caso 2000 ha sido imputado por fraude y violación de confianza por acordar con 'Yedioth Ahronoth' debilitar al diario de la competencia 'Israel Hayom' --favorable a Netanyahu-- a cambio de una cobertura más favorable al primer ministro en el primer medio.