Publicado 11/10/2021 19:13CET

Italia.- Atacan la web del sindicato italiano CGIL, cuya sede fue asaltada el sábado por neofascistas

Sede del sindicato CGIL atacado por neofascistas en Roma
Sede del sindicato CGIL atacado por neofascistas en Roma - LIVEMEDIA/FOTOGRAMMA / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

Formaciones de izquierda han planteado ilegalizar a la organización neofascista Fuerza Nueva

MADRID, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

La web del sindicato de la Confederación General Italiana del Trabajo (CGIL) ha estado caída este lunes tras un ataque informático, según ha denunciado la organización obrera, que ha explicado que ya se ha recuperado el acceso al portal. El sábado la sede del CGIL en Roma fue asaltada por neofascistas durante una manifestación contra el pasaporte COVID.

El ataque informático ha sido de tipo DDOS o de denegación de servicio, en el que los piratas lanzan numerosas solicitudes de acceso a la web hasta sobrecargar los servidores y haciendo así inaccesible su contenido.

El ataque comenzó a la misma hora que comenzó el sábado el asalto a la sede nacional de la CGIL, ha informado la agencia de noticias italiana AGI.

El primer ministro italiano, Mario Draghi, ha visitado este lunes la sede de la CGIL como muestra de solidaridad tras el ataque, que se saldó con seis detenciones, entre ellas la del líder del partido neofascista Fuerza Nueva, Roberto Fiore, y del líder de su sección romana, Giuliano Castellino, lo que ha evidenciado la creciente presencia pública de este tipo de movimientos, que se entremezclan con grupos antivacunas.

La Fiscalía italiana investiga el asalto a la sede sindical, así como otros enfrentamientos ocurridos en el marco de la jornada de protestas.

Draghi se ha reunido con el secretario general del sindicato, Maurizio Landini, que se ha mostrado especialmente agradecido por una visita que tiene "un significado muy importante". Según Landini, el primer ministro trasladó la "cercanía" de todo el Gobierno y el compromiso institucional para impedir volver al pasado, informa la agencia AdnKronos.

Los partidos, entretanto, han comenzado a mover ficha en el Parlamento en busca de una represalia contundente a Fuerza Nueva. El Partido Democrático e Italia Viva, fundado por el exprimer ministro Matteo Renzi, han presentado mociones en busca de la disolución de esa formación.

Sin embargo, desde la derecha han cuestionado la iniciativa. Así, el portavoz del ultraderechista Hermanos de Italia, Francesco Lollobrigida, ha ironizado sobre la propuesta: "El Gobierno ya puede disolver las organizaciones subversivas ¿Por qué no lo ha hecho con el Partido Democrático que ha gobernado los diez últimos años? Si el gobierno tiene que actuar, que lo haga".

Para el líder del partido ultraderechista Liga, Matteo Salvini, lo ideal sería "prohibir todas las realidades violentas, de derecha e izquierda". "Si hay asociaciones que llevan a cabo ideas con violencia, hay que cerrarlas", ha afirmado, en referencia a incidentes con "izquierdistas" en Milán.

Contador