Publicado 27/12/2020 01:40CET

Italia.- Descubren en Pompeya el primer 'restaurante de comida rápida' romano intacto

Un bar de cómida rápida intacto ha sido el último descubrimiento arqueológico en Pompeya.
Un bar de cómida rápida intacto ha sido el último descubrimiento arqueológico en Pompeya. - LUIGI SPINA / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

ROMA, 27 Dic. (DPA/EP) -

Los arqueólogos han descubierto en Pompeya restos intactos de un antiguo bar de comida rápida, según lo ha definidio el Parco Archeologico de Pompeya este sábado cuando ha revelado el descubrimiento del establecimiento, el primero de la época que es encontrado intacto.

"La oportunidad de estudiar este 'termopolio'-- como se llamaba a estos lugares en la época-- es extraordinaria porque es la primera vez que un local de este tipo ha sido excavado en su totalidad", ha asegurado un representante del museo.

El mostrador del establecimiento había sido excavado parcialmente en 2019 y, mientras excavaban, los expertos encontraron restos de comida y huesos de personas y animales enterrados por la erupción volcánica del Vesubio que sepultó la ciudad.

Hallazgos iniciales sugieren que los restos humanos pertenecen a alguien de unos 50 años de edad cuando ocurrió el desastre que le sorprendió tumbado en algo parecido a una cama, mientras otros restos están siendo aún examinados, según el representante del museo.

Pompeya y la ciudad cercana de Herculano fueron destruidas por una erupción del Vesubio en el 79 d.C. y no fue redescubrida hasta el siglo XVIII. Después del hallazgo, han seguido saliendo a la luz nuevos descubrimientos de manera continua y el lugar es un sitio enormemente popular en Italia para los turistas.

El mostrador pintado de amarillo está decorado con imágenes de animales, escenas de la vida diaria y una imagen de una nereida y un caballo de mar.

Los patos y el gallo descritos eran probablemente ejemplos de los animales que eran sacrificados y vendidos en la tienda, mientras que también hay agujeros cavados en mesas de piedra en la que los investigadores cree que había comida que se vendía.

También parece que un bromista se cebó en algún punto con el mostrador, ya que hay una inscripción en latín que contiene bromas contra un hombre llamado Nicias, que podría ser el dueño.

Los arqueólogos sugieren que dos hombres estarían en el lugar cuando fueron sorprendidos por la erupción.