Publicado 05/12/2019 14:56CET

Italia.- UNICEF pide soluciones de acogida para más de 6.100 menores no acompañados en Italia

MADRID, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

La práctica totalidad de los migrantes menores de edad que han llegado a Italia sin compañía de ningún adulto, más de 6.100 migrantes, viven en centros de recepción, a menudo aislados y sin apenas oportunidades, según el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), que ha pedido una solución de acogida para todos ellos.

Amadou (nombre ficticio), congoleño de 17 años, durmió durante una semana en la estación central de Roma hasta que una ONG lo identificó y le encontró una vivienda junto a otros cinco jóvenes en situaciones igualmente vulnerables.

"Estaba aterrorizado cuando tenía que dormir en la estación. No sabía a dónde ir para pedir ayuda, no sabía si podría comer o cómo sobrevivir", recuerda, al hablar de la etapa que ya ha dejado atrás. "Mi vida cambió cuando pude ir a ese apartamento. Aprendí a cuidar de mí mismo. Ahora voy a la escuela y estoy estudiando para ser cocinero", explica.

UNICEF asegura que el 94 por ciento de los niños refugiados y migrantes separados y no acompañados que hay en Italia, en concreto 6.172 menores de 18 años, viven en centros de recepción, por lo que la organización ha llamado a tomar medidas.

La directora regional de UNICEF para Europa y Asia Central, Afshan Khan, ha lamentado que "demasiados niños siguen excluidos" de soluciones de alojamiento como la de Amadou. "Se necesitan más inversiones para ampliar estos servicios y que lleguen a todos los niños refugiados y migrantes solos que están en el país", ha reclamado.

En este sentido, Khan ha señalado que "las viviendas comunitarias promueven la inclusión social, ayudan a los jóvenes a acceder a oportunidades de educación y formación, y son una solución más rentable que los centros de recepción".

Las organizaciones calculan que, hasta octubre, unos 5.000 jóvenes y refugiados habían abandonado este sistema de recepción, por lo que no se dispone de información sobre ellos. La mayoría se van por retrasos burocráticos, falta de información sobre sus derechos legales o porque se reúnen con familiares, según UNICEF.

También es común que abandonen el centro por las dudas sobre su estatus una vez que cumplen 18 años. Entre 2014 y 2018 llegaron por mar más de 70.000 niños no acompañados, de los cuales 60.000 han cumplido la mayoría de edad y, por tanto, han quedado fuera de los servicios de protección contemplados en Italia para la infancia.