Publicado 27/05/2021 12:36CET

Jamenei respalda el proceso de veto de candidatos y pide una alta participación en las presidenciales en Irán

Archivo - El líder supremo, ayatolá Ali Jamenei, con mascarilla
Archivo - El líder supremo, ayatolá Ali Jamenei, con mascarilla - IRANIAN SUPREME LEADER'S OFFICE / ZUMA PRESS / CON

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

El líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, ha respaldado este jueves el proceso de veto de candidatos llevado a cabo por el Consejo de Guardianes, que ha descartado a los principales candidatos moderados, y ha hecho un llamamiento a una alta participación en las presidenciales del 18 de junio.

"El respetado Consejo de Guardianes ha hecho lo que tenía que hacer y lo que se considera necesario hacer, como es su deber, y ha determinado a los candidatos", ha dicho, un día después de que el presidente, Hasán Rohani, le pidiera que interviniera para aumentar el número de aspirantes.

Jamenei, que ha dado las gracias a las más de 590 personas que han presentado su candidatura --de las que sólo siete han recibido el visto bueno--, ha reconocido que alguno de los excluidos "pueden estar muy cualificados", pero no cumplir los estándares fijados por el Consejo de Guardianes.

"Muchos de ellos entraron en escena porque sentían que tenían la responsabilidad de hacerlo, sin duda", ha destacado, antes de recalcar que "algunos de ellos incluso han animado a la población a participar en las elecciones" después de que se haya rechazado su candidatura.

Por otra parte, ha pedido limpieza en la campaña electoral y ha argumentado que "las consideraciones morales deben ser muy tenidas en cuenta", según ha informado la cadena de televisión iraní Press TV. "Si los candidatos respetan las éticas islámicas en los debates y entrevistas, esto se extenderá a la sociedad", ha argüido.

El líder supremo se ha pronunciado en contra de "romper las normas" y "violar las 'líneas rojas' del sistema" para poder "ser más vistos y escuchados". "La República Islámica está instaurada con firmeza y está aquí para quedarse", ha resaltado.

Por último, ha trasladado a la población que "las elecciones se celebran en un día, pero sus resultados duran muchos años". "Participad en las elecciones. Considerad las elecciones como algo que os pertenece, porque os pertenece", ha dicho, antes de pedir que se ignore a los que consideran "inútil" ir a las urnas.

Las palabras de Jamenei han llegado después de que Rohani se mostrara crítico con la eliminación de las candidaturas de los principales moderados y pidiera al líder supremo que "ayude" a aumentar la competitividad en las elecciones.

Así, argumentó que "la competitividad es el espíritu de las elecciones" y agregó que los comicios no tienen como único objetivo elegir al presidente, sino "garantizar la legitimidad del sistema político" a través de la participación de la población.

LA LISTA DE CANDIDATOS

En la lista definitiva de candidatos no figuran ni el expresidente del Parlamento Alí Lariyani ni el actual vicepresidente Eshaq Yahangiri, principales representantes de los moderados en el país. Asimismo, ha sido excluido el expresidente de Irán Mahmud Ahmadineyad, quien estuvo en el cargo entre 2005 y 2013, tal y como le ocurrió en 2017.

Por contra, el jefe del aparato judicial, Ebrahim Raisi, quien parece ser el candidato de consenso de los ultraconservadores, una figura que durante los últimos años ha llegado a ser considerada incluso como el posible sucesor de Jamenei.

Entre el resto de candidatos figuran el antiguo jefe de la Guardia Revolucionaria Mohsen Rezaei, quien en la actualidad encabeza el Consejo de Discernimiento --un destacado organismo del país--; el antiguo jefe negociador nuclear Said Jalili y el gobernador del Banco Central, Abdolnaser Hemati.

El resto de candidaturas son las del exvicepresidente Mohsen Mehralizadé y las de los parlamentarios Alireza Zakani y Amirhosein Qazizadé-Hashemi, si bien son figuras de menos peso político y no se espera que puedan conseguir una cantidad importante de votos.

Las tensiones en torno al acuerdo nuclear de 2015 tras la retirada de Estados Unidos en 2018 y la imposición de sanciones a Teherán ha revelado nuevamente las diferencias entre la corriente moderada, encabezada por Rohani y que respalda el acuerdo nuclear, y el ala dura de los ultraconservadores, entre los que se encuentra Jamenei, críticos con el pacto.

Las elecciones serán un nuevo ejemplo de esta disputa entre conservadores y moderados, después de la clara victoria de los conservadores en las elecciones legislativas de 2020, en las que la participación fue la más baja desde la Revolución Islámica de 1979, muestra del desencanto de la población con la clase política iraní.

Contador