Publicado 06/07/2021 12:07CET

Jansa se reivindica como defensor del Estado de Derecho ante una Eurocámara crítica con sus interferencias judiciales

El primer ministro de Eslovenia, Janez Jansa, en un discurso en la Eurocámara
El primer ministro de Eslovenia, Janez Jansa, en un discurso en la Eurocámara - Mathieu Cugnot/European Parliame / DPA

BRUSELAS, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Eslovenia, Janez Jansa, ha defendido este martes como una de las prioridades de su Gobierno la defensa del Estado de Derecho y la libertad de prensa en Europa, en medio de la críticas generalizadas del Parlamento Europeo, que ha afeado la senda autoritaria del líder esloveno y sus ataques a la independencia judicial y el acoso a la prensa.

En su discurso ante el pleno en Estrasburgo coincidiendo con el inicio de la presidencia eslovena del Consejo, Jansa se ha reivindicado como defensor del Estado de Derecho en la Unión, indicando que es uno de los objetivos del semestre. En este sentido, ha asegurado que se deben aplicar "normas iguales para todos", ante la condicionalidad de los planes de recuperación tras la pandemia.

Sobre el acoso en Eslovenia a los medios de comunicación críticos, el primer ministro ha justificado que hay que responder a las noticias falsas y al poder de los "grandes monopolios" en Europa, que ha comparado con prácticas totalitarias. En esta línea, ha recordado que los tratados europeos también consagran la identidad nacional y la igualdad de los estados miembro.

Jansa ha defendido que, frente a los retos comunes de la Unión, se debe escuchar a "todas las partes" dentro del bloque, poniendo de manifiesto que "todas las opiniones son legítimas" y que solo teniendo en cuenta la voz de todos los europeos se puede encontrar un "camino común".

Asimismo, sobre el retraso de Eslovenia en la nominación de candidatos para la Fiscalía Europea contra el Fraude, Jansa ha alegado que se debe a cuestiones internas del sistema esloveno y a la designación de un nuevo ministro de Justicia, por lo que ha reiterado que para otoño espera que se nombre al fiscal delegado.

Su discurso ha sido recibido con recelo por gran parte de la Eurocámara, incluida la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, quien ha llamado a trabajar conjuntamente los próximos meses "pese a las diferencias y en beneficio de todos".

La conservadora alemana ha recordado que el propio mandatario en 2008, cuando el país asumió por primera vez la presidencia rotatoria del Consejo, defendió que la UE no se podía dar por sentada y que era un proyecto que había que reforzar y proteger. Por eso, Von der Leyen le ha tomado la palabra y ha tendido la mano a Jansa para cooperar los próximos meses.

CRITICAS DE SOCIALISTAS Y LIBERALES

En el turno de los portavoces de grupo se han sucedido las pullas al dirigente esloveno, mostrando muchos parlamentarios sus dudas sobre su compromiso con los valores y principios europeos.

El popular alemán Manfred Weber, jefe del grupo en el que se encuentra el partido de Jansa, ha señalado que la cuestión del Estado de Derecho es un principio fundamental que afecta a todos los europeos y ha celebrado que Eslovenia lo marque como una prioridad, al tiempo que ha instado a que la Fiscalía Europea sea un "realidad viable" y Liubliana nombre ya a su candidato.

En la misma línea, la jefa de los socialdemócratas, Iratxe García, ha pedido a Jansa que se comprometiera ante el pleno de Estrasburgo con el nombramiento de un fiscal esloveno para la oficina europea. "Está en sus manos resolverlo", ha asegurado, vinculando la calidad democrática en la UE al buen uso de los fondos europeos.

El liberal holandés Malik Azmani ha sido uno de los más firmes con la deriva autoritaria de Jansa y ha puesto en duda su compromiso con los derechos y libertades, recordando los ataques a la independencia judicial y a la prensa. "Usted habla y habla, pero parece que no cumple lo que dice. Tiene que salir del lado oscuro y volver a la luz", le ha espetado.

Mientras, la jefa de grupo de Los Verdes, Ska Skeller, ha lamentado la falta de ambición ecológica de Eslovenia de cara al semestre europeo y ha cargado contra los "chivos expiatorios" de Jansa para evitar defender el Estado de Derecho. Así, le ha recordado la demora en el nombramiento de un fiscal para la oficina europea y mostrado sus dudas sobre el liderazgo que pueda ejercer los próximos meses en la UE.

En defensa del primer ministro esloveno han salido los portavoces de la extrema derecha. Marco Zanni, de la Lega, ha asegurado que "nadie puede dar lecciones de democracia" a Eslovenia y ha cargado contra los "ataques instrumentales" del resto de grupos, mientras que Raffaele Fitto, de Fratelli d'Italia, ha defendido el "eurorrealismo" de Jansa frente a los "prejuicios políticos" del resto de la Cámara, mostrando su apoyo a Eslovenia en la polémica sobre la Fiscalía europea.

Contador