Publicado 06/07/2021 03:16CET

Japón.- Ascienden a 4 los muertos por un deslave provocado por las fuertes lluvias en el centro de Japón

04 July 2021, Japan, Atami: Rescue workers take part in a searching operation for missing victims at the scene of a mudslide in the Japanese city of Atami. Rescuers were battling against time and the weather on Sunday in the search for about 20 people who
04 July 2021, Japan, Atami: Rescue workers take part in a searching operation for missing victims at the scene of a mudslide in the Japanese city of Atami. Rescuers were battling against time and the weather on Sunday in the search for about 20 people who - Ramiro Agustin Vargas Tabares/ZU / DPA

Guterres muestra su apoyo a Japón por el suceso

MADRID, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Japón han indicado este martes que el número de fallecidos a causa de un deslave provocado por las fuertes lluvias en la prefectura de Shizuoka ha ascendido a cuatros, si bien los servicios de rescate siguen trabajando en la zona a la espera de encontrar supervivientes entre los 24 desaparecidos.

La Alcaldía de Atami, la más afectada por las inundaciones, ha localizado en las últimas horas a 41 personas de 64 personas registradas como residentes en el área afectada, según recoge la agencia Kiodo.

Por su parte, el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, ha mostrado este lunes su apoyo a Japón por el deslave provocado por las fuertes lluvias en la prefectura de Shizuoka que ha dejado cuatro muertos y una veintena de desaparecidos.

"El secretario general está entristecido por los informes de pérdidas de vidas y destrucción causadas por un deslizamiento de tierra en Atami, prefectura de Shizuoka", se lee en un comunicado. "Expresa su más sentido pésame a las familias de las víctimas, al Gobierno y al pueblo de Japón" así como "elogia el trabajo de los socorristas y desea una pronta recuperación a los heridos", ha añadido.

El gobernador de la prefectura de Shizuoka, Heita Kawakatsu, anunció el domingo la apertura de una investigación sobre las causas del deslave, que ha arrastrado unos 130 edificios en la región y que podría tener su origen en una acumulación de tierra relacionada con una obra.

Las imágenes de un dron revelan que un kilómetro más arriba del lugar del incidente se había acumulado una gran cantidad de tierra en una franja de 100 metros de largo junto al río, lo que habría afectado a la capacidad de la montaña para absorber el agua. El estudio compara los datos topográficos de 2010, antes del inicio de la obra, con los actuales.

Gran parte de esta tierra acumulada habría sido arrastrada por las aguas tras días de intensas lluvias. El deslave ha desplazado hasta 100.000 metros cúbicos según las estimaciones, de los que al menos la mitad corresponderían a la tierra desplazada para la obra.

Contador