Publicado 07/11/2023 15:13

Japón.- Daikin gana 951,5 millones de euros en su primer semestre fiscal, un 2,2% menos

Archivo - Imagen de recurso de un aire acondicionado
Archivo - Imagen de recurso de un aire acondicionado - ENDESA - Archivo

MADRID, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

El fabricante japonés de sistemas de acondicionamiento de aire Daikin contabilizó un beneficio neto atribuido de 153.000 millones de yenes (951,5 millones de euros) en el primer semestre de su año fiscal, finalizado en septiembre, lo que equivale a un descenso del 2,2% en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior.

La facturación neta de la firma se situó en los 2,225 billones de yenes (13.837 millones de euros), un 10,2% más. Por segmentos de negocio, la división de aire acondicionado se mantuvo como la principal tras ingresar 2,056 billones de yenes (12.786 millones de euros), un 10,9% más, mientras que el área de químicos se contrajo un 5%, hasta quedarse en una cifra de negocio de 124.800 millones de yenes (776,1 millones de euros). Hubo otro tipo de ingresos por 44.400 millones de yenes (276,1 millones de euros).

El coste de los productos vendidos alcanzó los 1,442 billones de yenes (8.968 millones de euros), un 7,5% más, al tiempo que los gastos de venta, generales y administrativos experimentaron un alza del 19,7%, hasta los 547.000 millones de yenes (3.402 millones de euros). En definitiva, los beneficios operativos fueron de 235.700 millones de yenes (1.466 millones de euros), un 6,3% más.

La compañía ha explicado que las ventas de aires acondicionados mejoraron en China y el resto de Asia. Después, las estrategias implementadas para aumentar las ventas en Japón, América y Europa han sido "robustas", por lo que se ha traducido en más ingresos y beneficios.

De su lado, la división química se ha visto condicionada por el estancamiento de la demanda, si bien esta sí ha sido "fuerte" en el área de equipamientos de semiconductores y de materiales de alta tecnología.

PREVISIONES

De cara ya a previsiones, Daikin anticipa que en la segunda mitad del año fiscal el beneficio sea de 111.000 millones de yenes (690,3 millones de euros) y los ingresos netos alcancen los 2,015 billones de yenes (12.531 millones de euros), situándose, por tanto, ambos por debajo de las cifras alcanzadas en el primer semestre.

No obstante, para el total del año, se mantienen las ganancias en los 264.000 millones de yenes (1.642 millones de euros) desde la estimación avanzada en mayo. Los ingresos se han revisado al alza, hasta los 4,24 billones de yenes (26.369 millones de euros) desde los 4,1 billones de yenes (25.498 millones de euros) previos.