Publicado 05/07/2021 04:09CET

Japón.- Las elecciones regionales de Tokio dejan a la coalición de Gobierno de Japón sin mayoría

Archivo - 05 July 2020, Japan, Tokyo: Teenagers look at an election board with candidates posters during Tokyo Gubernatorial Election 2020. Photo: Viola Kam/SOPA Images via ZUMA Wire/dpa
Archivo - 05 July 2020, Japan, Tokyo: Teenagers look at an election board with candidates posters during Tokyo Gubernatorial Election 2020. Photo: Viola Kam/SOPA Images via ZUMA Wire/dpa - Viola Kam/SOPA Images via ZUMA W / DPA - Archivo

MADRID, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las elecciones a la Asamblea de Tokio han concluido con unos buenos datos para el Partido Liberal Democrático (PLD) y Komeito, miembros de la coalición del Gobierno de Japón, pero no han alcanzado la mayoría de 64 asientos en la cámara.

Así, el PLD ha pasado de 25 a 33 escaños, y se ha convertido en el principal partido de la cámara, mientras que Komeito ha repetido los resultado de 2017, con 23 representantes. Por su parte, el Partido Ciudadanos de Tokio Primero, que ganó en los anteriores comicios, ha pasado ahora de 45 a 31 escaños, según recoge la emisora japonesa NHK.

El Partido Comunista ha conseguido 19 escaños y ha logrado uno más de los que tenía hasta el momento, a la par que el Partido Demócrata Constitucional ha pasado de ocho a 15 representantes en la Asamblea Metropolitana de Tokio.

Uno de los aspectos más destacados de esta votación ha sido el hecho de que 41 candidatas hayan sido elegidas, el número más alto de representantes femeninas en la historia, y cinco más que en los comicios de hace cuatro años. De este modo, cerca de un tercio de los 127 representantes son mujeres.

APUROS PARA EL PRIMER MINISTRO SUGA

Las primeras estimaciones de medios oficiales sobre la votación ya apuntaban que la coalición de Gobierno que lidera el PLD, del primer ministro Yoshihide Suga, tendría serias dificultades para conseguir la mayoría, en lo que interpreta un castigo de los votantes a la gestión de la pandemia.

El PLD y su socio, el partido Komeito, se presentaban a la campaña con la intención de usar la votación como trampolín a las elecciones legislativas nacionales de finales de año. Sin embargo, el aumento de los casos en Tokio y la insistencia de abrir los Juegos Olímpicos al público a pesar de los recelos de la población han puesto en aprietos a las autoridades niponas.

La oposición liderada por el Partido Democrático Constitucional había pedido el aplazamiento e incluso la anulación de los juegos, mientras que el Partido Ciudadanos de Tokio Primero, de la gobernadora Yuriko Koike, había propuesto la celebración de los juegos a puerta completamente cerrada.

Así, se confirma la situación de fragilidad para el Gobierno del país, lo que puede derivar en un adelanto de las elecciones generales, previstas para otoño.

Además, en el marco del debate sobre la afluencia de público a los Juegos Olímpicos, NHK ha llevado a cabo una encuesta a pie de urna en la que se preguntaba sobre este tema. Los resultados han arrojado que, para el 36 por ciento de la población, el evento deportivo debería cancelarse o posponerse, mientras que para el 38 por ciento debería celebrarse sin espectadores.

Tan solo un 21 por ciento de los encuestados apoya y ve con buenos ojos los planes del Gobierno para la celebración de las olimpiadas con público en las gradas.

A las 19.30 horas la participación de los votantes se estimó en 28,41 por ciento, 7,47 puntos menos que la participación a la misma hora en las anteriores elecciones a la Asamblea de 2017, según las estimaciones de la agencia oficial de noticias Kyodo.

Contador