Publicado 19/02/2021 20:19CET

Japón.- Japón y la central de Fukushima deberán pagar 2,1 millones de euros por las crisis nuclear de 2011

Archivo - 22 January 2020, Japan, Okuma: Fully covered workers check water processing system ALPS(Multi-nuclide retrieval equipment) where process contaminated water to store in tanks at ALPS' house of tsunami-devastated Tokyo Electric Power Company (TEPC
Archivo - 22 January 2020, Japan, Okuma: Fully covered workers check water processing system ALPS(Multi-nuclide retrieval equipment) where process contaminated water to store in tanks at ALPS' house of tsunami-devastated Tokyo Electric Power Company (TEPC - Kimimasa Mayama/POOL/dpa - Archivo

MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Superior de Justicia de Tokio ha condenado este viernes al Gobierno nipón y a la empresa de la central de Fukushima Daiichi, en Okuma, a pagar indemnizaciones por valor de 278 millones de yenes (2,1 millones de euros) por la crisis nuclear de 2011, que se desencadenó como consecuencia del terremoto y tsunami de Tohoku.

Esta condena tumba la decisión de un tribunal de rango inferior que en 2017 desestimó la responsabilidad del Estado japonés, pero no así la de Tokyo Electric Power Company (TEPCO), quien fue condenada a pagar una condena inicial de 376 millones de yenes (2,9 millones de euros).

Sin embargo, el presidente del Tribunal Superior de Tokio, Yukio Shiraishi, ha argumentado en esta ocasión que es "extremadamente irrazonable" que el Gobierno no utilizara su autoridad reguladora para exigir a TEPCO que tomara medidas preventivas y la a vez no previera de antemano las consecuencias que tendría el terremoto y el tsunami para la planta.

Se "hubiera reducido significativamente el impacto de los daños", ha señalado Shiraishi, quien ha sentenciado al Estado a pagar otros 2,1 millones de euros junto con este empresa a 43 personas que se vieron obligadas a abandonar sus hogares como consecuencia del que fue el segundo mayor desastre nuclear, después del de Chernobil, en 1986.

Se trata del tercer fallo emitido por un Alto Tribunal superior que falla en favor de las víctimas de entre y el segundo en el que el Estado deberá hacer frente al pago de indemnizaciones entre una treintena de demandas que se han presentado por casos similares en todo el país, informa la agencia de noticias nipona Kyodo.