Publicado 16/06/2020 03:37CET

Japón.- Japón suspende el despliegue antimisiles de EEUU Aegis Ashore por "los costes" y falta de seguridad

Japón.- Japón suspende el despliegue antimisiles de EEUU Aegis Ashore por "los c
Japón.- Japón suspende el despliegue antimisiles de EEUU Aegis Ashore por "los c - -/kcna/dpa - Archivo

MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Defensa de Japón, Kono Taro, ha anunciado este lunes que el Gobierno suspenderá el despliegue del sistema antimisiles estadounidense Aegis Ashore debido a "los costes" y a que no se puede garantizar la seguridad del territorio.

Kono ha argumentado en especial razones económicas para detener un plan que fue aprobado en diciembre de 2017 con el fin de fortalecer las defensas de Japón ante posibles amenazas desde Corea del Norte.

El Gobierno japonés había planeado desplegar esta defensa balística, que se preveía operativa para 2023, en las prefecturas de Akita y Yamaguchi, en la costa oeste, debido a los lanzamientos de prueba de misiles lanzados por Pyongyang en los últimos años.

El ministro de Defensa ha añadido que planea reunirse con el Consejo de Seguridad Nacional para explicar esta decisión, según ha contado la agencia japonesa de noticias Kiodo News.

No obstante, por el momento, ha matizado Kono, se mantendrán los sistemas Aegis de defensa antimisiles a bordo de los destructores nipones.

NO SE PUEDEN GARANTIZAR LAS MEDIDAS DE SEGURIDAD

Kono ha explicado en una rueda de prensa que sería "difícil" asegurar que los propulsores cayesen dentro del perímetro del campo de entrenamiento sin afectar la seguridad de las personas que residen tanto en el interior de las instalaciones como en sus alrededores.

Desde agosto de 2018, señala la agencia, el Ministerio de Defensa ha prometido que estas operaciones no supondrían un riesgo para la seguridad, después de que la noticia no cayera demasiado bien en la opinión pública japonesa.

Los habitantes de las localidades cercanas ha mostrado en repetidas ocasiones su temor ante el posible impacto que la ondas electromagnéticas del radar de Aegis tendrían para la salud, así como la posibilidad de que sus comunidades se conviertan en objetivo de un hipotético conflicto armado.

Finalmente, ha explicado Kono, las conversaciones con Estados Unidos han concluido con la noticia de que no se podía garantizar la seguridad de los municipios y que los desafíos técnicos no se resolverían sólo con modificaciones de software.

Hasta la fecha, Tokio ha gastado uno 200.000 millones de yenes (1.600 millones de euros) para desarrollar este plan, además del dispendio de 450.000 millones de yenes (3.700 millones de euros) que supuso para el erario público japonés la compra y el mantenimiento durante 30 años de la defensa antimisiles estadounidense.