La JEP se declara incompetente para decidir sobre la toma de posesión de Jesús Santrich como diputado

FILE PHOTO: Colombia's Marxist FARC Jesus Santrich speaks during a news conferen
REUTERS / JAIME SALDARRIAGA - Archivo
Actualizado 20/07/2018 8:39:12 CET

   BOGOTÁ, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El Tribunal para la Paz se ha declarado incompetente para responder a la solicitud realizada por el ex guerrillero de las FARC Jesús Santrich para tomar posesión de su escaño en la Cámara de Representantes, algo que le impide la acusación en su contra por narcotráfico.

   "La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP, a través del Tribunal para la Paz, Sección de Revisión, resolvió el pasado 18 de julio declarar la falta de competencia para conocer la petición elevada por Seuxis Paucias Hernández --alias Jesús Santrich-- para que se otorgue permiso para posesionarse como representante a la Cámara", ha anunciado.

   La JEO ha considerado que, "teniendo en cuenta que la privación de la libertad del señor Seuxis Paucias Hernández tiene origen en una solicitud de detención con fines de extradición, ordenada y efectuada por la Fiscalía General con el propósito de que comparezca ante la Corte Distrital de Estados Unidos para el distrito Sur de Nueva York, es claro que no se trata de un condenado, más sí, de una persona que se encuentra inmersa en un proceso en curso".

   Por esta razón, ha esgrimido la justicia transicional, "el estudio correspondiente deberá ser asumido por el funcionario judicial competente". "Por tanto, la Sección de Revisión remitió la solicitud de Jesús Santrich a la Fiscalía General", ha indicado.

   Santrich es uno de los cinco es guerrilleros elegidos por las FARC para representar al partido político surgido del grupo armado en la nueva cámara baja del Congreso colombiano, pero de momento su toma de posesión está en el aire porque ha sido detenido, a petición de Estados Unidos, para que sea juzgado allí por narcotráfico.

   El que fuera miembro de la cúpula de las FARC, fue detenido el pasado mes de abril en Bogotá por supuestamente continuar con el tráfico de cocaína hacia Estados Unidos una vez firmado el acuerdo de paz entre el Gobierno y la guerrilla, en 2016.

   La JEP, creada en el acuerdo de paz, es una justicia transicional que contempla penas más beneficiosas para los actores del conflicto armados, si bien excluye expresamente que se pueda aplicar a los guerrilleros que mantengan sus actividades delictivas tras la firma del mismo.

   Santrich y las FARC esgrimen que su detención es un montaje judicial y han acudido a la JEP para que reclame el caso a la justicia ordinaria, de modo que pueda beneficiarse de la justicia transicional. De momento, la JEP ha ordenado suspender la extradición hasta que se pronuncie sobre el fondo del asunto.