Publicado 05/12/2019 21:59CET

Jordania.- Jordania aprueba aumentar los salarios de los funcionarios y las pensiones

MADRID, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Jordania ha aprobado este jueves aumentar los salarios de los trabajadores del sector público y las pensiones a partir de 2020, una medida que afectará a 700.000 personas, según ha informado la agencia estatal jordana de noticias, Petra.

El ministro de Finanzas, Mohamad al Isis, ha resaltado que el aumento de los salarios y las pensiones está "bien merecido" debido a la recesión y el aumento de los precios, al tiempo que ha recalcado que el Ejecutivo trabajará para reducir el déficit.

Así, ha defendido que esta decisión contribuirá a aumentar el crecimiento al incrementar el nivel de consumo, lo que a su vez permitirá generar más ingresos.

El primer ministro, Omar al Razaz, ha indicado que el paquete de reformas aprobado durante la jornada, que incluye una reducción de los impuestos a la compra de inmuebles y vehículos, es "muy importante".

"Mejorar los salarios y las pensiones está muy merecido para los empleados públicos y los sectores militares", ha argumentado, antes de agregar que "mejorar la gestión gubernamental es una obligación de todos".

El rey Abdalá II de Jordania aprobó el 7 de noviembre la remodelación de Gobierno propuesta por Al Razaz, que incluye un cambio en la cartera de Finanzas de cara a la aprobación de nuevas reformas económicas reclamadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La remodelación afectó a un total de once ministerios, si bien los principales han permanecido sin cambios. Al Isis fue puesto al frente de Finanzas en sustitución de Ezedín Kanakriyá, quien no ha recibido cargo alguno en el nuevo Ejecutivo.

El primer ministro accedió al cargo tras la caída del Gobierno anterior por las protestas del verano de 2018 en respuesta a una versión anterior de la reforma fiscal que ha propuesto ahora el primer ministro, igualmente rechazada por la población, que volvió a salir a las calles.

El descontento popular aumentó a finales de 2018 y los manifestantes acusaron a Al Razaz de introducir únicamente reformas cosméticas desde su llegada al poder, sin hacer frente a los problemas reales de la economía del país.

Numerosos políticos y economistas acusan al plan de austeridad respaldado por el FMI de empeorar la situación de los sectores más empobrecidos del país y dañar la situación de las clases medias, así como de aumentar las diferencias entre ticos y pobres en Jordania.