Publicado 10/11/2020 07:47CET

Jordania.- Jordania celebra este martes elecciones al Parlamento en medio de una aguda crisis económica y sanitaria

Elecciones de 2020 al Parlamento de Jordania.
Elecciones de 2020 al Parlamento de Jordania. - MOHAMMAD ABU GHOSH / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

Unos 4,6 millones de jordanos están llamados este martes a las urnas para elegir a los nuevos representantes del Parlamento, en medio de una crisis social y política que se ha visto incrementada por la sanitaria tras el estallido de la pandemia de coronavirus, que ha dejado hasta el momento casi 115.000 casos acumulados y poco menos de 1.300 muertes.

Las elecciones se producen en un contexto de amplia crisis económica en Jordania, un país que depende en exceso de la ayuda de la comunidad internacional y que en el primer trimestre de 2020 ha registrado un índice de desempleo de casi el 25 por ciento, mientras que la deuda pública ha superado ya el cien por cien del Producto Interior Bruto (PIB).

Pese a las generalizadas críticas y al descontento que ha ocasionado el Gobierno con su gestión económica y de la crisis de la pandemia, las previsiones auguran una baja participación para elegir a 130 diputados entre los 1.674 candidatos que se han presentado, incluidas 360 mujeres, en 294 diferentes listas electorales.

Entre los candidatos está el principal partido de la oposición, el Frente de Acción Islámica (FAI), brazo político de la rama de la organización islamista Hermanos Musulmanes que opera en el país hasta que fue disuelta a mediados julio argumentando que el grupo --cuyas oficinas fueron cerradas en 2016-- "no ha rectificado su estatus legal".

Hermanos Musulmanes, fundado en Egipto en 1928, ha operado de manera legal en Jordania durante décadas y, de hecho, el FAI obtuvo 16 escaños en las elecciones de 2016, tras boicotear las votaciones en 2010 y 2013.

En un intento por animar a los electores a acudir a las urnas, la Comisión Electoral Independiente ha comunicado que las medidas para evitar más casos de contagio se han extremado, sobre todo después de que el país haya registrado el 98 por ciento de sus casi 115.000 casos en los últimos dos meses.

El nuevo Gobierno, que tomó posesión el pasado 12 de octubre ha decretado un confinamiento de cuatro días a partir de la noche del martes y así evitar las aglomeraciones que se producirían durante la noche electoral.

Una medida que se suma a los cierres de escuelas, comercios, toques de queda nocturnos y confinamientos durante los fines de semana que las autoridades han ido imponiendo durante las últimas semanas para atajar las cifras de nuevos contagios, y que han golpeado a una ya maltrecha economía, altamente dependiente de la ayuda internacional y el turismo.

Contador