Publicado 22/09/2021 20:53CET

Jordania.- Jordania defiende ante la ONU la solución de dos estados para el conflicto entre Palestina e Israel

El rey Abdalá II de Jordania durante su última intervención en la Asamblea General de Naciones Unidas.
El rey Abdalá II de Jordania durante su última intervención en la Asamblea General de Naciones Unidas. - UN/PHOTO

MADRID, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

El rey Abdalá II de Jordania ha defendido este miércoles ante la Asamblea General de Naciones Unidas la solución de dos estados para poner fin al conflicto entre palestinos e israelíes y se ha preguntado cuántos niños más tienen que morir "antes de que el mundo despierte".

"La colaboración mundial es fundamental para resolver uno de los conflictos más antiguos de la historia moderna, el conflicto palestino-israelí", ha señalado el monarca, quien ha rememorado los últimos enfrentamientos del pasado mes de mayo como un "recordatorio de que la situación actual es simplemente insostenible".

"¿Cuántas casas más se perderán? ¿Cuántos niños más morirán antes de que el mundo despierte? La verdadera seguridad para cualquiera de las partes, de hecho, para el mundo entero, solo se puede alcanzar a través de la solución de dos estados", ha recalcado en un discurso grabado.

"Una solución que lleve a establecer un estado palestino independiente, soberano y viable sobre la base de las líneas de junio de 1967, con Jerusalén Este como su capital, viviendo al lado de Israel en paz y seguridad", ha añadido.

"Jerusalén está en el corazón de esta paz (...). Creo que la santidad de Jerusalén para los musulmanes, cristianos y judíos, puede y debe unirnos. Con ayuda internacional, la Ciudad Santa puede ser, no una causa de división, sino un símbolo de unidad para que todos lo vean", ha defendido.

Para alcanzar estos objetivos, el monarca también ha recordado la necesidad de seguir apoyando a la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA), que actualmente, ha contado, brinda servicios humanitarios a unas 5,7 millones de personas en estado de vulnerabilidad.

Abdalá II también ha tenido palabras de aliento para otro de los vecinos de Jordania, Líbano, país al que la comunidad internacional, ha dicho, "debe" todo su apoyo para poder salir así de la "situación humanitaria y económica espantosa" en la que se encuentra desde hace ya varios años.

CRISIS DE REFUGIADOS

A su vez, también ha pedido no dejar atrás "a los millones de refugiados" que a día de hoy se encuentran en varios países de acogida, entre ellos, ha recordado, Jordania. "El bienestar de estos millones y las comunidades que los acogen sigue siendo una responsabilidad internacional", por lo que es "vital" seguir apoyando a las distintas oficinas de la ONU, como ACNUR o el Programa Mundial de Alimentos.

"Dejar a personas necesitadas, a inocentes en peligro y en conflictos sin resolver favorece a los extremistas globales, que explotan la desesperación, la frustración y la ira que estas crisis dejan a su paso", ha explicado.

"Aunque hayamos ganado algunas batallas, la lucha contra el terrorismo y el extremismo aún no ha terminado. Nuestra acción, la acción colectiva y global, sigue siendo esencial", ha incidido.

El cambio climático ha sido el otro punto al que ha hecho referencia el monarca, al que ha calificado como la amenaza "más existencial de nuestro tiempo". Jordania, ha asegurado, "es dolorosamente consciente" de ello, pues es "uno de los países más pobres" en recursos hídricos del mundo.

"Ningún país puede combatir el cambio climático por sí solo y ese es un poderoso recordatorio de la necesidad de desarrollar nuevas formas de responder como un solo mundo, una sola humanidad, a todas las crisis y desafíos que enfrentamos", ha apuntado.