Un juez impide a Estados Unidos expulsar a 300.000 inmigrantes con protección temporal

Pintada en un cohce durante manifestación por el mantenimiento de los TPS
REUTERS / KYLE GRILLOT
Publicado 05/10/2018 21:37:13CET

   WASHINGTON, 5 Oct. (Notimérica) -

Un juez federal del estado de California, en Estados Unidos, ha frenado los planes del Gobierno de Donald Trump de quitar la protección a 300.000 inmigrantes de cuatro países, algunos de los cuales llevan décadas en Estados Unidos.

   Esta medida cautelar del juez paraliza la orden de la Casa Blanca de retirar esta protección, después de que varios inmigrantes presentaran una demanda. El juez ha establecido que el Gobierno no ha demostrado por qué no pueden quedarse en el país estos inmigrantes mientras se resuelve la demanda.

   Esta medida afecta a los poseedores del Estatus de Protección Temporal (TPS), que se otorga desde que fue creado en 1990 a los inmigrantes que ya se encuentran en Estados Unidos y vienen de países donde se han producido guerras o desastres naturales.

   Las personas a las que se pretendía quitar esta protección provienen de El Salvador, Haití, Nicaragua y Sudán, pero el TPS se ofrece a los inmigrantes de en total diez países.

   El Gobierno de Trump ha decidido quitar este estatus de protección a 263.000 ciudadanos de El Salvador, 58.000 de Haití, 5.000 de Nicaragua y 1.000 de Sudán. El Centro de Estudios Migratorios además calcula que el 51 por ciento de salvadoreños afectados llevan en Estados Unidos más de 20 años, y el 88 por ciento tiene empleo fijo.

   Esta decisión del juez no paraliza la expulsión, tan sólo mantiene la protección hasta que se decida si las deportaciones siguen adelante, pero los inmigrantes en Estados Unidos confían en que este sea un primer paso para declarar la medida como arbitraria y, por lo tanto, nula.

Contador