Publicado 08/09/2015 03:48CET

Juez mexicano declara culpables a cuatro funcionarios por la fuga de 'El Chapo' Guzmán

MÉXICO DF, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un juez federal ha declarado formalmente culpables a otros cuatro funcionarios de prisiones en relación a la fuga del narcotraficante Joaquín 'El Chapo' Guzmán de la cárcel de máxima seguridad del Altiplano, en un suceso que tuvo lugar a mediados de julio y que conmocionó al país.

Los cuatro trabajadores de la prisión están acusados de "evasión de presos", al entender que los servidores públicos "no atendieron los protocolos de seguridad y no activaron el 'código rojo'", pese a que todos los sistemas de audio y vídeo funcionaban correctamente, tal y como informa el diario mexicano 'Excelsior'.

"La aportación de nuevo material probatorio por la Fiscalía permitió concluir, en esta etapa procesal, que a las 20 horas con 52 minutos y 14 segundos, del pasado 11 de julio de 2015, no hubo falla en el sistema de monitoreo de la celda 20 del área de tratamientos especiales del citado Centro, donde se encontraba Joaquín Guzmán Loera", ha detallado el juez.

De esta forma, ya son ocho los funcionarios detenidos en relación a la fuga del capo 'narco'. Guzmán escapó desde su celda la noche del 11 de julio a través de un túnel cavado desde el exterior, aumentando la presión sobre el Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

LA FIGURA DE 'EL CHAPO'

El 'Chapo' Guzmán, de 60 años de edad, llevaba en Altiplano I desde su arresto en febrero de 2014, más de 20 años después de su primera detención en 1993 en Guatemala, aunque en 2001 consiguió escaparse de la cárcel de máxima seguridad de Jalisco en la que cumplía condena.

Durante años ha encabezado la lista de los diez delincuentes más buscados en Estados Unidos. El año pasado, las autoridades de Chicago le declararon enemigo público número uno de la ciudad, sucediendo así al mítico 'gangster' Al Capone.

El Departamento del Tesoro ha dirigido varias sanciones contra 'El Chapo' y sus familiares, especialmente contra sus hijos y esposas, a quienes se cree que ha dejado la gestión de su inmensa fortuna, lo que se traduce en el bloqueo, decomiso y aseguramiento de sus bienes.

La Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) ofrece hasta cinco millones de dólares (3,7 millones de euros) por cualquier información que pueda conducir a la detención del narcotraficante mexicano.