Publicado 30/09/2021 14:12CET

La junta militar de Birmania acepta su "responsabilidad" en la crisis económica y dice estar trabajando para solventarla

Archivo - Manifestación contra la junta militar de Birmania en Rangún
Archivo - Manifestación contra la junta militar de Birmania en Rangún - SANTOSH KRL / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

La junta militar de Birmania ha aceptado este jueves su "responsabilidad" en el marco de la crisis económica que atraviesa el país, que se ha enfrentado a la COVID-19 y un golpe de Estado en el último año, y ha asegurado que ya está trabajando para solventarla.

Zaw Min Tun, portavoz del consejo militar que se encuentra al frente del país, ha indicado que el Banco Central ya no es capaz de "hacer frente a las demandas" para adquirir dólares. La moneda birmana ha perdido más del 60 por ciento de su valor desde el principio de septiembre, lo que ha provocado un aumento de los precios de los alimentos y la gasolina en una economía que ya se había visto duramente golpeada por el golpe militar.

"El Gobierno está trabajando de la mejor manera posible para encontrar una solución a esta situación", ha manifestado Zaw Min Tun durante una rueda de prensa en la que ha insistido en que será "este mismo Gobierno el que se hará responsable" de lo sucedido.

Muchas tiendas de cambio se han visto cerradas en Birmania tras el golpe de Estado, mientras que el kyat birmano ha caído drásticamente. El aumento de los precios es uno de los principales desafíos para la junta.

El portavoz ha aseverado que la situación económica ha empeorado debido a factores externos como el coronavirus, si bien no ha especificado cuáles son esos factores, según informaciones del diario 'The Irrawaddy'. El Banco Central prevé una caída del 18 por ciento de la economía birmana para este año.

Contador