Publicado 15/10/2021 10:39CET

La junta militar de Birmania emite una orden contra el abogado de Suu Kyi para evitar que hable con la prensa

Archivo - Mural de la antigua 'líder de facto' de Birmania Aung San Suu Kyi en Bangkok, Tailandia.
Archivo - Mural de la antigua 'líder de facto' de Birmania Aung San Suu Kyi en Bangkok, Tailandia. - Watcharawit Phudork/SOPA Images / DPA - Archivo

BANGKOK, 15 Oct. (DPA/EP) -

La junta militar de Birmania ha emitido este viernes una orden contra Jin Maung Zaw, abogado de la antigua 'líder de facto' del país, Aung San Suu Kyi, en un intento por evitar que hable con los medios de comunicación, diplomáticos o representantes de organizaciones internacionales que se encuentren en suelo birmano.

El letrado se ha convertido en una principal fuente de información sobre los casos penales que pesan sobre Suu Kyi, que fue expulsada a la fuerza del poder tras el golpe de Estado del 1 de febrero, lo que provocó una ola de violencia en el país.

Zaw ha actualizado normalmente las informaciones sobre los avances de esos procesos y ha estado informado sobre la salud y el estado en el que se encuentra la premio Nobel de la Paz, de 76 años. Este viernes, ha denunciado que se le ha impuesto una "orden mordaza", según ha explicado en su cuenta de Facebook.

La orden señala que sus informaciones "podían molestar y dañar a cualquiera que se comporte tal y como establece la ley, lo que podría provocar un levantamiento y desestabilizar el espacio público".

Suu Kyi permanece bajo arresto domiciliario desde el golpe militar. El pasado mes de septiembre no pudo asistir al primer día del juicio en su contra porque se encontraba enferma, si bien aún no se ha esclarecido qué padecimiento sufría. Está acusada de varios delitos, entre ellos violar secretos de Estado y infringir la regulación impuesta por la pandemia.

EL PRESIDENTE MYINT HABLA DE SU DETENCIÓN

El que fuera el presidente de Birmania, Win Myint, ha acudido al juzgado a declarar en el marco de los casos abiertos en su contra por haber condenado el golpe de Estado en un comunicado del comité central de la Liga Nacional para la Democracia (LND).

Así, por primera vez ha revelado los detalles de su detención el mismo día de la asonada y ha matizado que los militares trataron de convencerlo para que dimitiera del cargo, algo a lo que se negó, según informaciones del diario 'The Irrawaddy'.

Myint ha indicado que los militares entraron en su habitación sobre las 5.00 de ese día, se vistió, cogió unos medicamentos, y se lo llevaron. Posteriormente fue trasladado a su oficina y se le pidió que esperara fuera. Al ser preguntado por su dimisión, se negó a presentar su renuncia y dijo que gozaba de buena salud.