Publicado 18/10/2021 12:29CET

La junta militar de Birmania pone en libertad a más de 5.000 personas detenidas durante las protestas contra el golpe

Archivo - Un hombre pisa carteles con la cara del jefe del Ejército de Birmania, Min Aung Hlaing.
Archivo - Un hombre pisa carteles con la cara del jefe del Ejército de Birmania, Min Aung Hlaing. - CARL COURT - Archivo

MADRID, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

La junta militar birmana ha puesto en libertad este lunes a más de 5.000 personas que permanecían en prisión tras su detención durante las protestas que tuvieron lugar tras el golpe de Estado del 1 de febrero en el país asiático.

El líder de la junta, Min Aung Hlaing, ha indicado que un total de 5.636 presos serán liberados con motivo del festival de Thadingyut a finales de octubre. Desde la asonada militar, Birmania se ha visto sumida en el caos. Más de 1.100 personas han muerto en el marco de las manifestaciones y otras 8.000 han sido detenidas, según varias ONG.

Actualmente hay 7.300 personas encarceladas por este motivo en todo el país, tal y como indican los datos de la Asociación de Ayuda a Presos Políticos de Birmania. Sin embargo, Hlaing no ha dado detalles sobre quiénes estarán incluidos en la lista, según ha informado el diario 'The Irrawaddy'.

Las autoridades birmanas liberaron en julio a más de 2.000 personas, entre ellos numerosos periodistas críticos con la junta. Entre los que continúan bajo custodia se encuentra el periodista estadounidense Danny Fenster, que lleva encarcelado casi cinco meses.

La decisión del jefe del Ejército llega poco después de que la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASESAN) dejara a Hlaing fuera de la cumbre prevista para el 26 de octubre sobre la gestión por parte de los militares de la crisis birmana. La organización ha indicado, por contra, que será un representante birmano "no político" el que sea invitado en su lugar.

Este mismo lunes, Hlaing ha retirado que la junta está comprometida con "la paz y la democracia" y ha acusado a sus oponentes de hacer uso de la violencia y las "provocaciones".

"El aumento de la violencia se debe a las provocaciones de los grupos terroristas", ha aseverado en un mensaje televisado. "A nadie le importa esto pero todo el mundo pide que lo resolvamos", ha advertido.