Publicado 11/11/2020 20:30CET

Kabuga comparece por primera vez en La Haya para ser juzgado por su supuesto papel en el genocidio de 1994 en Ruanda

Restos no identificados de víctimas del genocidio de 1994 en Ruanda
Restos no identificados de víctimas del genocidio de 1994 en Ruanda - 2019 GETTY IMAGES / ANDREW RENNEISEN - Archivo

MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

El millonario ruandés Félicien Kabuga ha comparecido este miércoles por primera vez en la ciudad neerlandesa de La Haya ante el Mecanismo Residual para los Tribunales Penales Internacionales (MTPIR) para hacer frente a los cargos por su presunto papel durante el genocidio en Ruanda en 1994.

Kabuga hace frente a cargos por genocidio, complicidad en el genocidio, incitación a la comisión del genocidio, intento de cometer genocidio, conspiración para cometer genocidio, persecución y exterminación, estos dos últimos considerados crímenes contra la Humanidad.

La hoja de cargos recoge que Kabuga, junto a otras personas, gestionó la Radio Televisión Libre de las Mil Colinas (RTLM), conocida como "la voz del genocidio" y de la que era presidente del comité de gestión, "de una forma que fomentó el odio étnico entre hutus y personas identificadas como hutus y diseminó mensajes contra los tutsis con el objetivo de cometer los citados crímenes".

El acusado es además sospechoso de haber ordenado, apoyado e incitado a miembros de los Interahamwe, las milicias hutus, que participaron en las matanzas de supuestos tutsis en la capital, Kigali, y en las prefecturas de Kibuye y Gisenyi.

Asimismo, está acusado de haber creado junto a otras personas el Fondo de Defensa Nacional para conseguir financiación para dar apoyo económico y logístico a las operaciones de las citadas milicias, al tiempo que trazó un plan para crear y financiar un grupo armado conocido como los Interahamwe de Kabuga en el sector de Kimironko, en Kigali.

Por otra parte, el millonario está acusado de incitar al genocidio por sus declaraciones en diversos actos públicos entre febrero o marzo de 1994 y mayo de ese año, al tiempo que la RTLM emitió la dirección de viviendas de supuestos miembros de la comunidad tutsi, a los que identificó como enemigos y abogó por su eliminación.

Kabuga, que ha comparecido vestido de traje y portando mascarilla a causa de la pandemia de coronavirus, ha estado acompañado por sus abogados. El hombre es uno de los tres llamados 'peces gordos', junto al exministro de Defensa Augustin Bizimana, al que la Fiscalía ha declarado muerto, y Protais Mpiranya, quien sigue fugado.

El millonario fue detenido en mayo a las afueras de París, donde vivía con una identidad falsa, y a finales de abril la Justicia francesa dio luz verde a su traslado para que responda por siete cargos de genocidio y crímenes contra la Humanidad perpetrados en 1994, cuando 800.000 tutsis y hutus moderados fueron masacrados.

El juez Alain Bonomy, del MTPIR, falló el 21 de octubre a favor de la petición de Kabuga para ser trasladado a La Haya y no a la sede del MTPIR en la ciudad tanzana de Arusha, donde iba a ser enviado en un primer momento.

El acusado alegaba que su traslado a Arusha violaría sus derechos fundamentales y pondría en peligro su salud --aunque no se sabe su edad exacta, habría nacido entre 1933 y 1935--, citando como argumentos la mala gestión del Gobierno tanzano de la pandemia de coronavirus.

Contador