Publicado 17/11/2021 15:06CET

Kenia.- Cesado el jefe del servicio de prisiones de Kenia tras la fuga de tres reos condenados por terrorismo

Archivo - El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta
Archivo - El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta - Tolga Akmen/PA Wire/dpa - Archivo

Entre ellos figura un condenado por la muerte de casi 150 personas en el atentado contra la Universidad de Garissa

MADRID, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

El jefe del servicio de prisiones de Kenia, Wycliffe Ogalo, ha sido cesado este miércoles, días después de la fuga de tres reos condenados por terrorismo, incluido uno sentenciado en relación con el ataque perpetrado en 2015 por Al Shabaab contra la Universidad de Garissa, que dejó cerca de 150 muertos.

El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, ha cesado a Ogalo y ha anunciado el nombramiento de John Kibaso Warioba al frente del organismo, tras lo que este ha jurado su cargo en una ceremonia en Nairobi, según un comunicado publicado por la Presidencia.

Asimismo, el mandatario ha subrayado la necesidad de que haya "rendición de cuentas" por lo sucedido para "honrar a los muchos kenianos que perdieron la vida y los enormes sacrificios realizados por los kenianos y en particular los órganos de seguridad para alterar, desmantelar y derrotar a las redes terroristas".

Por ello, Kenyatta ha pedido además a las autoridades que "adopten todas las acciones necesarias" y que "persigan a los fugados de la Prisión de Máxima Seguridad de Kamiti con todos los medios disponibles".

El mandatario ha reclamado además a las agencias de investigación que hagan rendir cuentas a "todos los culpables" y al Departamento de Servicios Correccionales que "adopte medidas disciplinarias contra el personal que estaba trabajando" cuando tuvo lugar el suceso.

Kenyatta ha pedido además a la población que "den toda información" que pueda llevar al arresto de los fugados" y que entreguen a las fuerzas de seguridad datos sobre "cualquier actividad sospechosa".

Entre los fugados está Mohamed Alí Abdikar, condenado en 2019 a 41 años de cárcel por el atentado contra la Universidad de Garissa. En el caso fue además sentenciado a cadena perpetua Rashid Charles Mberesero, de nacionalidad tanzana, mientras que Hasán Adén Hasán fue condenado también a 41 años de prisión.

Milicianos del grupo yihadista somalí Al Shabaab asaltaron la Universidad de Garissa haciéndose pasar por fieles que iban a rezar a la mezquita del campus. El grupo dijo que se trataba de una respuesta a la intervención militar keniana en Somalia.

Los otros dos reos fugados son un hombre arrestado en 2012 tras desarticularse un intento de atentado contra el Parlamento de Kenia, mientras que el tercero se había sumado a las filas de Al Shabaab en Somalia. Las autoridades han ofrecido 20 millones de chelines kenianos (cerca de 158.000 euros) por información sobre estas personas.

Contador