Actualizado 09/04/2015 22:37 CET

Kim Kataguiri: "El principal problema de Brasil es que tiene un Estado hinchado"

Kim Kataguri do Movimento Brasil Livre
Foto: KIM KATAGUARI

RÍO DE JANEIRO, 9 Abr. (Notimérica) -

   El pasado 15 de marzo más de un millón de brasileños salieron a la calle para pedir el 'impeachment' de la presidenta, Dilma Rousseff, por su supuesta participación en el escándalo de corrupción de Petrobras y  su inoperancia a la hora de gestionar la crisis política y económica que atraviesa el país.

   Las protestas han sido impulsadas, entre otros, por el Movimiento Brasil Libre. Uno de sus líderes, Kim Kataguri, se ha convertido con apenas 19 años en uno de los líderes brasileños del momento. Notimérica ha hablado con él sobre la magnitud de las protestas y los preparativos para la próxima gran manifestación, este domingo 12 de marzo.

   Notimérica.- ¿Cómo evalúan las protestas del 15 de marzo? La manifestación del 15 de marzo fue la mayor de la historia del país.

   Kataguri.- Más de dos millones de personas salieron a las calles por todo el país exigiendo el 'impeachment' de la presidenta Dilma Rousseff. Más que nada, fue un fuerte recado al Partido de los Trabajadores (PT): ellos ya no tienen apoyo popular.

   N.- ¿Cuáles son sus objetivos y las previsiones para las manifestaciones de este domingo día 12?

   K.- El Movimiento Brasil Libre organizará manifestaciones en más de 170 ciudades. Uno de los principales objetivos es deconstruir el discurso gubernamental de que lo del día 15 de marzo fue por la "reforma política" o por el "paquete anticorrupción".

   N.- La manifestación del día 15 fue para pedir el 'impeachment' de Rousseff y la del día 12 lo continuará siendo.

   ¿Por qué el MBL pide el impeachment?

   K.- Creemos que la república está bajo amenaza, puesto que el PT ya atentó contra ella en dos ocasiones: una vez con el escándalo del Mensalão, sometiendo el Legislativo al Ejecutivo con dinero público, y otra con el Petrolão, haciendo lo mismo sólo que con el dinero de Petrobras.

   También tenemos bases jurídicas para pedir el 'impeachment': Dilma Rousseff fue durante ocho años la presidenta del Consejo de Administración de Petrobras y, sobre la negociación de la refinería de Pasadena ella misma admitió que no habría autorizado la transacción si hubiera conocido todos los detalles. O sea, ella fue omisa, fue negligente, y eso supone improbidad administrativa, lo que la hace susceptible de 'impeachment'.

   La otra cuestión es que ella articula acuerdos de clemencia con las empresas envueltas en el escándalo del Petrolão, siendo así, se niega a aplicar la Ley Anticorrupción, que está vigente desde 2013, lo que es  crimen de responsabilidad y también la lleva al 'impeachment'.

   En cualquier caso, destacamos que el 'impeachment' es un proceso político, por lo tanto, todas las cuestiones, como la malversación electoral, la inflación histórica, la crisis política-económica, etc., cuentan para que sea iniciado. Recordamos que se abrió un proceso de 'impeachment' contra el ex presidente Collor aún siendo absuelto por el Tribunal Supremo posteriormente.

   N.- Para que un presidente sea apartado de sus funciones, el proceso de 'impeachment' tiene que ser aprobado primero en la Cámara de Diputados por dos tercios de los diputados, y después en el Senado por la misma proporción.¿Cree que eso puede suceder?

   K.- Creo que sí. El partido que posee el liderazgo en las dos casas actualmente es el Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB), que es un partido 'omnibus', o sea, un partido cuyo objetivo es disputar  cargos políticos.

   Así pues, es un partido extremadamente susceptible a la presión popular. Nadie continuará protegiendo a la presidenta si eso significa una pérdida de capital político muy grande.

  N.- ¿Dilma Rousseff sabía lo que estaba pasando dentro de Petrobras?

   K.- Es evidente. Cuando desaparecen cinco céntimos de mi cartera, yo me doy cuenta. De Petrobras desaparecieron miles de millones, ¿y la máxima responsable de la estatal no lo sabía?

   N.- Usted está a favor de la privatización de Petrobras. ¿Por qué?

   K.- . Milton Friedamn, economista de la Escuela de Chicago y premio Nobel, explicaba que hay cuatro formas de gastar el dinero. La primera es gastar tu propio dinero contigo mismo: tu no te preocupas mucho con la calidad y con el precio del producto, al final, eres tu quién lo utilizará y el dinero saldrá de tu bolsillo.

   La segunda es gastar tu propio dinero con otras personas: te preocupas bastante por el precio, pero no tanto por la calidad, al final, pagarás pero el producto no es para ti.

   La tercera es gastar el dinero de los otros contigo: la calidad importa mucho porque el producto es para ti, pero precio no, al final, no eres tú quien va a pagar.

   La cuarta es gastar el dinero de los demás en los demás: tú no te  preocupas no con la calidad ni con el precio.

   El gobierno siempre administrará mal porque él gasta nuestro dinero de la misma manera, es por eso que el Estado no debe cumplir la función de un emprendedor. Toda empresa estatal es administrada de acuerdo a intereses políticos.

   N.- ¿Apoyan una intervención militar? En las manifestaciones hubo personas pidiendo la vuelta de los militares.

   K.- No, defendemos la república y repudiamos completamente la defensa de un golpe militar.

   N.- ¿Cómo valoran a la clase política brasileña?

   K.- La mayoría es corrupta y estatista. Hay excepciones, claro, pero son poquísimas.

   Las protestas en las calles han sido, hasta ahora, apartidarías, pero el Partido de la Social Democracia  Brasileña (PSDB) manifestó su apoyo. ¿Tiene miedo de que el movimiento en las calles sea  aprovechado con fines partidarios?

   No, porque dejamos bien claro que no estamos ligados a ningún partido político, e incluso discrepamos diametralmente con la ideología y con la postura blanda del PSDB como partido y como oposición.

   N.- En una entrevista usted dijo que el PSDB es un partido de izquierdas. ¿Con qué partido el MBL se siente más identificado?

   K.- Con ninguno. No existe ningún partido liberal en Brasil.

   N.- ¿Cuáles son los principales problemas de Brasil y qué soluciones proponen?

   K.- Una república amenazada y un Estado hinchado. Las soluciones para eso son echar al PT, que no respeta la división de poderes, eliminar cargos comisionados, ministerios y gastos públicos y privatizar las compañías estatales.