Publicado 07/10/2020 05:47CET

Kirguistán.- HRW exige a Kirguistán que respete los derechos y libertades durante la "gran agitación política"

Kirguistán.- Los manifestantes liberan al expresidente de Kirguistán e irrumpen
Kirguistán.- Los manifestantes liberan al expresidente de Kirguistán e irrumpen - XINHUA / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

La ONG Human Rights Watch (HRW) ha exigido este miércoles a las autoridades de Kirguistán que, ante la "gran agitación política" que se vive en el país después "de las defectuosas elecciones parlamentarias del 4 de octubre", respeten los derechos y libertades fundamentales de quienes participan en la manifestaciones, "incluso" si los disturbios son provocados por "algunos" de ellos.

"Las fuerzas de seguridad de Kirguistán que responden a las protestas y los disturbios deben defender los Derechos Humanos y el Estado de derecho, incluso si son provocados por algunos manifestantes", ha remarcado la ONG.

"Incumbe a quienes están en el poder respetar los Derechos Humanos fundamentales, especialmente durante una gran agitación política", ha señalado la investigadora principal para Asia Central de HRW, Mihra Rittmann.

Al menos una persona y 164 personas han resultado heridas como consecuencia de los violentos enfrentamientos entre manifestantes y la Policía kirguís el pasado 5 de octubre, después de las elecciones parlamentarias del domingo, cuyos resultados han sido ya cancelados por el Comité Electoral Central (CEC), ante las sospechas de fraude.

"Proteger el derecho a la vida, así como las libertades de expresión, reunión, acceso a la información y el derecho a protestar son fundamentales en tiempos como estos", ha insistido Rittmann.

Los choques entre algunos manifestantes y los agentes de la Policía se prolongaron durante toda la noche del lunes, alcanzando su punto más culminante cuando un grupo de personas irrumpió en el Parlamento, que es también la sede de la Presidencia.

Los manifestantes también lograron liberar a algunos antiguos altos cargos, como el exprimer ministro Sapar Isakov (2017-2018), o el expresidente Almazbek Atambáev (2011-2017), quienes cumplían condenas de prisión por delitos de corrupción.

Si bien durante la primera parte de la jornada de protestas las fuerzas del orden no intervinieron, la ONG HRW ha condenado la respuesta posterior, en la que la Policía incluyó el lanzamiento de gases lacrimógenos, granadas aturdidoras y proyectiles de goma y de metal.

"Tan pronto como sea posible, debería llevarse a cabo una investigación sobre las circunstancias del uso de la fuerza por parte de las fuerzas del orden", para dilucidar si se actúo bajo los principios de "legalidad" y "proporcionalidad", ha dicho HRW.

Hasta el momento, once de los 16 partidos políticos que participaron en los comicios han formado un comité para supervisar la nueva transición de poder, después de que los resultados electorales hayan sido cancelados y de que varios altos funcionarios del Gobierno, entre ellos el primer ministro, Kubatbek Boronov, y el presidente del Parlamento, Dastan Jumabeko, hayan presentado su dimisión.

LIBERTAD INFORMATIVA

HRW también ha recordado a las autoridades que "los derechos de los trabajadores de los medios de comunicación deben protegerse", del mismo modo que "los periodistas deben poder cumplir con sus funciones con seguridad".

"Las autoridades de Kirguistán deben asegurarse de que los periodistas que cubren los disturbios políticos en Kirguistán puedan hacer su trabajo de manera segura, sin temor a ser atacados", ha aseverado Rittmann, tras denunciar varios casos de profesionales de la información agredidos por la Policía.

"De hecho, las autoridades tienen la obligación de respetar todos los Derechos Humanos básicos y garantizar que la Policía responda a las protestas de manera legal y proporcionada", ha insistido.

Contador