Publicado 22/10/2020 18:44CET

Kirguistán.- El Parlamento de Kirguistán aprueba aplazar las elecciones anuladas al próximo año

Kirguistán.- El Parlamento de Kirguistán aprueba aplazar las elecciones anuladas
Kirguistán.- El Parlamento de Kirguistán aprueba aplazar las elecciones anuladas - KABAR NEWS AGENCY / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Parlamento de Kirguistán ha decidido aplazar hasta 2021 las elecciones parlamentarias que iban a celebrarse el 20 de diciembre como repetición de los comicios del 4 de octubre, que fueron anulados a raíz de las multitudinarias protestas en su contra y provocaron una crisis política que se ha saldado con la dimisión del presidente Soroonbai Jeenbekov.

Según informa la agencia AKIpress, el Parlamento ha aprobado con 83 votos a favor la legislación que suspende algunas de las normas de la ley sobre elecciones presidenciales y parlamentarias, lo que permite aplazar estos últimos comicios hasta que se complete la reforma constitucional. Como plazo para su celebración, los diputados se han marcado la fecha tope del 1 de junio.

Asimismo, también han aprobado otra ley que reduce el umbral para obtener representación parlamentaria del 7 por ciento al 3 por ciento. Este factor había sido determinante en las recientes elecciones para que solo cuatro partidos consiguieran representación parlamentaria.

La ley aprobada estipula además que el depósito electoral de rebajará a un millón de soms frente a los 5 millones actuales (algo más de 52.800 euros) y anula el formulario N2, que permitía a los ciudadanos votar fuera de su región natal y del que se abusó en la última cita con las urnas.

Estas medidas coinciden con las que había planteado el presidente en funciones y primer ministro del país, Sadir Japarov, la semana pasada. Asimismo, también planteó la posibilidad de reducir el número de escaños, que actualmente es de 120.

La Comisión Electoral Central (CEC) había anunciado el miércoles que las parlamentarias se celebrarían el 20 de diciembre. El organismo anuló los anteriores comicios dos días después de su celebración en medio de las multitudinarias protestas provocadas por el hecho de que solo cuatro partidos consiguieran representación parlamentaria y en medio de denuncias, respaldadas por los observadores de la OSCE, de que hubo compra de votos.

Los manifestantes tomaron la sede del Parlamento y la de la Presidencia, forzando a numerosos altos cargos a dimitir y liberando a algunos dirigentes políticos que estaban presos.

Entre los liberados figuraba el antiguo diputado Sadir Japarov, quien a la postre terminaría convirtiéndose en el nuevo primer ministro por decisión del Parlamento y tras varios días de tiras y aflojas entre las distintas fuerzas políticas.

No obstante, las protestas no cesaron del todo, por lo que el presidente finalmente cedió y anunció su renuncia el 15 de octubre, asegurando que lo hacía para evitar un "baño de sangre" en el país. Tras ello, Japarov terminó asumiendo también la jefatura del Estado de forma interina, ya que el presidente del Parlamento, quien según la Constitución debía suceder a Jeenbakov, se negó a ocupar el cargo.