Publicado 03/05/2021 17:17CET

Kirguistán/Tayikistán.-La Fiscalía de Tayikistán abre una causa contra militares kirguís por el incidente en la frontera

Archivo - El presidente de Tayikistán, Emomali Rajmon, habla ante la ONU
Archivo - El presidente de Tayikistán, Emomali Rajmon, habla ante la ONU - MIKE SEGAR - Archivo

MADRID, 3 May. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía General de Tayikistán ha informado este lunes de la apertura de una causa penal contra un grupo de militares y ciudadanos kirguís por el incidente en la frontera con Kirguistán, que ha tildado de "acto de agresión".

En concreto, según la información recogida por la agencia tayika de noticias Khovar, la Fiscalía de Tayikistán acusa a estos individuos de "desencadenar o librar una guerra de agresión" y de "asesinato".

La Fiscalía del país también ha ofrecido su versión de los hechos registrados el pasado jueves, que han desencadenado una escalada de tensiones entre ambas naciones. Así, según su explicación, personal militar del servicio fronterizo de Kirguistán y ciudadanos locales, unos 200, comenzaron a "arrojar piedras" contra moradores del lado tayiko y contra un puesto de control fronterizo, donde Tayikistán instalaba cámaras de vigilancia "previamente acordadas".

Posteriormente, según la Fiscalía, los kirguís "cortaron el poste" en el que un trabajador tayiko instalaba las cámaras y, después de esta "provocación", comenzaron los "disturbios, iniciados por Kirguistán".

Para resolver el incidente, las autoridades tayikas, encabezadas por el alcalde de la ciudad de Isfara, Bahodurzoda Bahovadin, se personaron en el lugar y los kirguís, "conociendo su estatus oficial" abrieron fuego "selectivo" con el propósito de "destruirles físicamente".

"Sin detenerse, las personas mencionadas (...) llevaron a cabo ataques armados contra la población local, instalaciones de infraestructura y puestos fronterizos de Tayikistán, destinados a violar la integridad física y soberanía del país", ha agregado el Ministerio Público, que ha lamentado que, como resultado de lo ocurrido, varias personas murieron y otras resultaron heridas.

"El uso de la fuerza armada por un Estado contra la soberanía (...) de otro Estado, o de cualquier otra forma incompatible con la Carta de Naciones Unidas u otros tratados internacionales, se considera un acto de agresión", ha avisado la Fiscalía, que ha detallado que ya se ha creado un "grupo operativo" para investigar lo sucedido.

Las autoridades tayikas han asegurado este lunes que la situación en la frontera con Kirguistán es "estable", después de que se haya impuesto un alto el fuego y se hayan replegado las fuerzas de ambos países. El sábado las partes ratificaron el cese total de las hostilidades en la frontera común tras los enfrentamientos de los últimos días, que se han saldado ya con más de 40 muertos.

Los presidentes de Kirguistán y Tayikistán, Sadir Japárov y Emomali Rajmon, respectivamente, se comprometieron en una conversación telefónica a prevenir nuevas provocaciones en las zonas fronterizas de los dos países, y acordaron crear una comisión conjunta de supervisión de todo el equipo bélico desplegado a lo largo de la frontera.

Ambos países intentan así zanjar una crisis que estalló cuando un grupo de tayikos intentó colocar cámaras de vigilancia en un poste eléctrico. Lo que comenzó como una riña desembocó primero en el lanzamiento de piedras y, al día siguiente, en un intercambio de disparos en el que se fueron involucrando los militares de ambas naciones centroasiáticas.

Contador