Publicado 03/05/2021 11:48CET

Kirguistán/Tayikistán.- Tayikistán asegura que la situación en la frontera con Kirguistán es "estable"

Archivo - El presidente de Tayikistán, Emomali Rajmon
Archivo - El presidente de Tayikistán, Emomali Rajmon - 2015 HOST PHOTO AGENCY / RIA NOVOSTI / HANDOUT

MADRID, 3 May. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Tayikistán han asegurado este lunes que la situación en la frontera con Kirguistán es "estable" a pesar de los últimos incidentes registrados en la zona durante el fin de semana.

En un comunicado, el Comité Estatal de Seguridad Nacional tayiko ha indicado que "la situación en la zona de conflicto es estable". Así, el Gobierno ha matizado que el país "está cumpliendo con todas sus obligaciones".

El sábado las partes ratificaron el cese total de las hostilidades en la frontera común entre ambos países tras los enfrentamientos de los últimos días, que se han saldado ya con más de 40 muertos.

"Siguiendo instrucciones de los jefes de nuestros Estados tomamos la decisión sobre un alto el fuego total, así como sobre el repliegue de las tropas", manifestó el jefe del Comité Estatal de Seguridad Nacional de Kirguistán, Kamchibek Tashiev, en un comunicado recogido por la agencia oficial de noticias Kabar.

El alto el fuego y el repliegue se concretaron tras el encuentro mantenido entre Tashiev y su homólogo tayiko, Saimumin Yatimov, en la provincia kirguisa de Batken.

"La tragedia que ocurrió en las regiones fronterizas de Kirguistán y Tayikistán nunca debe repetirse", declaró Yatimov. "Nuestros pueblos son amistosos. Debemos permitir que nuestros pueblos vivan en paz y amistad", añadió.

La reunión tuvo lugar después de que los presidentes de Kirguistán y Tayikistán, Sadir Japárov y Emomali Rajmon, se comprometieran en una conversación telefónica a prevenir nuevas provocaciones en las zonas fronterizas de los dos países, y acordaron crear una comisión conjunta de supervisión de todo el equipo bélico desplegado a lo largo de la frontera.

Ambos países intentan así zanjar una crisis que estalló el pasado miércoles cuando un grupo de tayikos intentara colocar cámaras de vigilancia en un poste eléctrico. Lo que comenzó como una riña desembocó primero en el lanzamiento de piedras y, al día siguiente, en un intercambio de disparos en el que se fueron involucrando los militares de ambas naciones centroasiáticas.

Contador