Publicado 08/07/2020 16:17CET

La Knesset rechaza una propuesta apoyada por Netanyahu para investigar conflictos de interés entre los jueces de Israel

Israel.- La Knesset rechaza una propuesta apoyada por Netanyahu para investigar
Israel.- La Knesset rechaza una propuesta apoyada por Netanyahu para investigar - -/GPO/dpa - Archivo

La iniciativa ha sido duramente criticada por Azul y Blanco, socio del Likud en el Gobierno

MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Parlamento de Israel ha rechazado este miércoles una propuesta respaldada por el Likud del primer ministro, Benjamin Netanyahu, para crear un comité para investigar posibles conflictos de interés en el aparato judicial del país, duramente criticada desde Azul y Blanco, su socio en el Gobierno de unidad.

La votación sobre la propuesta, presentada por el ultraderechista Yamina, ha sido rechazada con 54 votos en contra y 43 a favor, una votación en la que ni Netanyahu ni el líder de Azul y Blanco y ministro de Defensa, Benjamin Gantz, han estado presentes.

Gantz, quien ha entrado durante la jornada en cuarentena como medida de precaución tras haber estado en contacto con una persona que tendría COVID-19, ha señalado que "en lugar de atender a los desempleados y a los propietarios de pymes, el Likud quiere interrogar a los jueces".

"Alguien que quiere dañar a la democracia en lugar de salvar vidas está causando daño a los ciudadanos de Israel, y no lo permitiré", ha manifestado, según ha informado el diario israelí 'The Jerusalem Post'.

La propuesta ha sido también duramente criticada por los ministros de Exteriores y Justicia, Gabi Ashkenazi y Avi Nissenkorn, respectivamente, ambos de Azul y Blanco. Nissenkorn se ha mostrado "avergonzado" por el hecho de que Netanyahu "haya ordenado al Likud apoyar la iniciativa".

"Aquel que vote a favor de un comité de investigación sobre los jueces vota a favor de la eliminación de la democracia israelí. No lo permitiré", ha dicho el ministro de Justicia, quien ha cargado contra "alguien" para el que "es más urgente destruir el Estado de Derecho" que hacer frente a la pandemia de coronavirus.

En este sentido, Ashkenazi ha dicho que "la decisión del Likud de votar a favor del comité de investigación sobre los jueces de Israel supone escupir a la cara a la democracia israelí", tal y como ha recogido el diario 'The Times of Israel'.

Desde Azul y Blanco se ha considerado que esta propuesta es un nuevo intento del primer ministro, imputado por corrupción, para socavar el aparato judicial del país. La próxima vista de su juicio está prevista para el 19 de julio.

DIMITE EL ABOGADO DE NETANYAHU

Durante la jornada, el abogado que encabeza el equipo de la defensa de Netanyahu, Micha Fettman, ha anunciado su dimisión a causa de las preocupaciones en torno a un posible impago de su salario, algo que ya habían hecho sus predecesores durante los últimos meses.

El anuncio ha llegado después de que un comité haya rechazado la petición de 'Bibi' para aceptar que el magnate Spencer Partrich pague diez millones de shekels (cerca de 2,6 millones de euros) de sus costas legales, según 'The Jerusalem Post'.

El comité ha aceptado la argumentación presentada por el fiscal general, Avichai Mandelblit, de que el pago de las costas por parte de Partrich supondría un conflicto de intereses, especialmente porque el magnate figura como uno de los testigos en el juicio.

Asimismo, ha dicho que esta suma podría ser considerada un regalo, algo que no puede aceptar un cargo electo. Uno de los casos contra el primer ministro implica precisamente la supuesta aceptación de regalos de forma irregular.

El más grave de los casos que pesan contra Netanyahu es el caso 4000, en el que hará frente a cargos por sobornos, fraude y violación de la confianza por impulsar regulaciones que beneficiaron al accionista mayoritario del grupo Bezeq, Shaul Elovitch, a cambio de una cobertura favorable del portal Walla.

En el caso 1000, el primer ministro será imputado por fraude y violación de la confianza por recibir regalos ilícitos valorados en 700.000 shekels (cerca de 183.000 euros) a cambio de favores.

Por otra parte, en el caso 2000 ha sido imputado por fraude y violación de confianza por acordar con 'Yedioth Ahronoth' debilitar al diario de la competencia 'Israel Hayom' --favorable a Netanyahu-- a cambio de una cobertura más favorable al primer ministro en el primer medio.